Polémicas enmiendas buscan erradicar apatía electoral en L.A.

Si se aprueban las enmiendas 1 y 2, se juntarían las elecciones locales, estatales y nacionales

Se calcula que con dichas enmiendas al menos el 25% de los electores iría a las urnas.
Se calcula que con dichas enmiendas al menos el 25% de los electores iría a las urnas.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

@alvaradoisa

Si los votantes de Los Ángeles aprueban este martes dos enmiendas, las elecciones de funcionarios municipales y escolares se empatarían con las jornadas para seleccionar Presidente y gobernador.

Dichas medidas acompañan en la boleta a las siete curules del Concilio de Los Ángeles y las cuatro de la junta directiva del Distrito Escolar angelino (LAUSD) que estarán en juego este 3 de marzo.

Los simpatizantes de las enmiendas 1 y 2 afirman que así se revertiría la notable apatía en las últimas elecciones, pero sus opositores reclaman que reduciría la atención a las contiendas locales.

La aprobación de dichas medidas significaría que en una sola boleta estarían los nombres de candidatos a Presidente, gobernador de California y cargos locales: alcalde de Los Ángeles, procurador, contralor, concejales y representantes de la mesa directiva del LAUSD.

LEE TAMBIÉN: Cuatro sillas del LAUSD están en juego electoral

También alargaría de cuatro a cinco años y medio el período en que los funcionarios permanecerían en sus puestos, ya que las siguientes contiendas se realizarían en junio y noviembre de 2020.

En la pasada jornada electoral de 2013, solo 21% del padrón eligió al alcalde angelino y se anticipa que en la de este 3 de marzo sólo participe el 12%.

“Es horrible”, expresó Antonio González, presidente del Proyecto de Registro y Educación de Votantes del Suroeste (SVREP). “Consideramos que estas dos medidas son soluciones factibles a la crisis de la baja participación que hemos sufrido en el municipio de Los Ángeles”, agregó.

González calcula que con dichas enmiendas al menos el 25% de los electores iría a las urnas.

Pero sus detractores, que este lunes se congregaron frente a la Alcaldía de Los Ángeles, aseguran que sólo afectará al sistema electoral. En este grupo destacan la ex supervisora del condado y candidata a concejala del Distrito 14, Gloria Molina, y el edil saliente Bernard Parks.

LEE TAMBIÉN: Huizar-Molina, la contienda electoral más vista

Molina, quien estuvo más de veinte años en la junta de supervisores del condado, considera que habría más atención en las contiendas presidencial y estatal, y se daría “a los titulares más tiempo en sus oficinas y más poder a los intereses especiales para elegir a ganadores y perdedores”.

Parks, en tanto, indicó que los redactores de las medidas extenderían sus períodos por 18 meses.

González insiste en que hay otras propuestas para incentivar a los votantes, como cambiar la fecha de la elección a un fin de semana o permitir el registro en el padrón en la elección. “No es la solución global, sino que representa un paso hacia adelante en la búsqueda de la perfección del sistema electoral”, dijo.

En la batalla por el Distrito 14, el actual concejal José Huizar, que intenta reelegirse para un cuarto y último período, se enfrenta a Molina.

En el Distrito 6, la concejala Nury Martínez se vuelva a medir con la ex asambleísta Cindy Montañez.

LEE TAMBIÉN: Ya llegan las elecciones municipales de Los Ángeles

Mientras que en el Distrito 10, Herb Wesson Jr., presidente del Concilio, busca reelegirse por un segundo periodo con relativa tranquilidad. Otros concejales que buscan extender sus mandatos y no tienen rivales de peso son Paul Krekorian, del Distrito 2, y Mitch Englander, del 12.

Por el retiro de sus titulares los distritos 4 y 8 tienen una larga lista de candidatos.

Por su parte, la junta directiva del LAUSD busca representantes en sus distritos nones: 1, 3, 5 y 7.