Muerte de latino por LAPD podría costar $25 millones

Testigos han señalado que los uniformados golpearon a Omar Ábrego por espacio de 10 minutos
Muerte de latino por LAPD podría costar $25 millones
Lilia Figueroa de Ábrego quiere que la Policía aclare los hechos y responda por la muerte de su hijo, Omar Ábrego.
Foto: Marvelia Alpízar / La Opinión

@Yorshmore

La mamá de un joven latino que murió tras un enfrentamiento con agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD) ha presentado una demanda en contra de la corporación en busca de una indemnización por $25 millones.

“Quiero que los policías que mataron a mi hijo sean encarcelados”, dijo este lunes Lilia Ábrego Figueroa al anunciar la demanda.

Ella es madre de Omar Ábrego, quien el 2 de agosto pasado fue sometido a la fuerza por oficiales de la División Newton del LAPD durante el arresto por conducir de manera errática una camioneta e intentar darse a la fuga.

Omar Ábrego, de 37 años, falleció al día siguiente en el Hospital Centinela y su muerte fue considerada como un homicidio por la Oficina del Forense.

En la demanda se involucra a los sargentos Jeff Mares y Robert Calderón, así como al jefe del LAPD, Charlie Beck, y al alcalde Eric Garcetti.

Shanta Driver, abogada de la familia Ábrego, criticó el poco respeto que tuvieron los oficiales durante el arresto cuando una mujer policía se toma una foto “selfie” mientras el detenido está ensangrentado y tirado en el suelo.

El reporte del médico determinó que Ábrego padecía de una intoxicación aguda de cocaína y que a eso se debió su extraño comportamiento y agitación durante la detención ocurrida frente a su casa, en las calles Main y 69.

Sin embargo, recalca el forense que existe una relación entre la maniobra para el arresto y su muerte.

“Por lo tanto, la forma de la muerte se considera homicidio”, concluyó el forense.

La autopsia indica que Ábrego presentaba lesiones compatibles con traumatismo de cráneo producidas por golpes directos y testigos han señalado que los uniformados lo golpearon por espacio de 10 minutos.

Un video publicado en YouTube muestra a Ábrego ensangrentado y tirado sobre la acera mientras dos policías con sus rodillas sobre él parece que intentan esposarlo.