‘Truena’ la NFL a Brady y los Patriots

'Deflategate’ le cuesta cuatro partidos de suspensión al QB; multa millonaria y pérdida de drafts al equipo
‘Truena’ la NFL a Brady y los Patriots
Tom Brady regresaría a los emparrillados hasta el 18 de octubre.
Foto: Getty Images

Utilizar balones inflados por debajo de lo que establecen las reglas de la NFL le costó caro a los Patriots de Nueva Inglaterra.

Tom Brady fue suspendido cuatro partidos y el equipo fue multado con un millón de dólares, así como con la pérdida de su primera selección colegial del 2016 y la de la cuarta ronda en el 2017.

El castigo impuesto ayer por el comisionado de la NFL, Roger Goodell, es el colofón al escándalo “Deflategate” que surgió tras el partido de campeonato de la Conferencia Americana de la temporada pasada contra los Colts de Indianápolis.

El castigo impuesto a Brady significa que el cuatro veces ganador del Super Bowl no podrá actuar en los primero cuatro partidos de la campaña 2016 en contra de Pittsburgh, Buffalo, Jacksonville y Dallas.

El quarterback de los Patriots podrá regresar a la actividad hasta el 18 de octubre, fecha en que su equipo juega precisamente contra los Colts.

Brady y los Patriots pueden apelar las sanciones impuestas por la liga y todo hace indicar que ese será el camino legal que sigan las partes.

La investigación del caso inició después de que Nueva Inglaterra venciera 45-7 a Indianápolis en el juego por el campeonato de la Conferencia Americana efectuado el pasado 18 de enero.

Tras el partido, los Colts presentaron una queja en el sentido de que los balones que los Patriots utilizaron estaban inflados por debajo del peso que estipula el reglamento de la liga.

En su investigación, la NFL encontró que 11 de los 12 balones pesaban menos de las 12.5 libras requeridas y de determinó que Brady “muy probablemente sabía” que se estaban violando las reglas.

Un comunicado emitido ayer por la Liga establece que Brady fue suspendido por “mostrar una conducta en detrimento de la integridad de la NFL”.

Esta no es la primera vez que el equipo de Nueva Inglaterra es sujeto a una sanción por no cumplir los reglamentos.

En 2007, Goodell multó al equipo con 250 mil dólares y a su entrenador en jefe, Bill Belichick, con medio millón de dólares, por el caso “Spygate”, cuando los Patriots grababan de manera clandestina los entrenamientos de sus rivales.

Ese castigo también incluyó la perdida de una selección collegial.