El airbag defectuoso que hace peligrosos a 34 millones de autos

El airbag defectuoso que hace peligrosos a 34 millones de autos
Los airbags Takata han sido un dolor de cabeza para varias automotrices.
Foto: EFE

Será la mayor retirada de autos de la historia de Estados Unidos por un fallo técnico y afectará a diferentes modelos de vehículos de un total de once fabricantes.

El fabricante de componentes japonés Takata reconoció que el mecanismo de sus airbags o bolsas de aire que se han instalado en cerca de 34 millones de autos en EE.UU. es defectuoso y pueden provocar graves lesiones.

Esa cifra es el doble de lo que estimó inicialmente la compañía.

Las autoridades estadounidenses aseguran que Takata aún no ha encontrado la causa del defecto que hace que los airbags exploten.

Los airbags defectuosos están vinculados a la muerte de seis personas y a otros cien lesionados.
“Hoy estamos dando un gran paso hacia la seguridad pública”, dijo el secretario de Transporte de EE.UU., Anthony Foxx.

Esquirlas de metal

“El Departamento de Transporte está tomando los pasos proactivos necesarios para asegurarse de que las bolsas de aire defectuosas se sustituyen por otras seguras lo antes posible, y que los casos de mayor riesgo se atienden antes”, añadió.

La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA por sus siglas en inglés) asegura que las pruebas que llevó a cabo apuntan como posible factor del problema a “la humedad que se infiltra en las bolsas de aire defectuosas por periodos extendidos de tiempo”.

Esa humedad puede hacer que los químicos que ponen en funcionamiento la activación de los airbags se quemen demasiado rápido, lo que provoca la ruptura y “envía esquirlas de metal a la cabina del pasajero, lo que puede llevar a serias lesiones o muerte”.

Los airbags defectuosos fueron producidos, según Takata, en una planta que la compañía tiene en México.

Previas retiradas

Esta falla ya obligó a fabricantes como Honda, Toyota y General Motors a retirar vehículos del mercado debido al riesgo de que los dispositivos pudieran abrirse con demasiada fuerza y proyectar fragmentos de metal a los ocupantes del vehículo.

Pero si en un principio se retiraron los vehículos de las áreas con altos niveles de humedad en EE.UU, ahora se hará a nivel nacional.

Según el corresponsal de negocios de la BBC Howard Mustoe, la semana pasada, los fabricantes de autos japoneses Honda y Daihatsu informaron que retirarían unos 5 millones de autos a nivel global para reemplazar las potencialmente mortales bolsas de aire de Takata.

Toyota y Nissan hicieron los propio con 6,5 millones de vehículos que presentaban el mismo problema.
Y Honda dijo que los modelos afectados incluyen el subcompacto Fit, pero que no afectaría a otros vehículos en EE.UU., donde ocurrieron la mayoría de las muertes.