Gobierno federal pide sistemas anticolisión estándar en autos nuevos

La NTSB requirió que estos sistemas no sean características opcionales de los vehículos por las que los usuarios deban pagar un extra

The National Transportation Safety Board (Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, NTSB) pidió a los fabricantes de automóviles que sus sistemas de equipamiento anticolisión vengan de serie en vehículos nuevos de pasajeros, para reducir el número de accidentes en las carreteras del país.

“Usted no tiene que pagar extra por el cinturón de seguridad y no debería tener que pagar más por tecnología que puede ayudar a prevenir una colisión por completo”, aseguró el presidente de la NTSB, Christopher A. Hart.

La NTSB está presionando para la rápida adopción de estos sistemas, que son típicamentes equipo opcional o características estándar en vehículos de alta gama.

La Junta requiere que los fabricantes de automóviles comiencen a ofrecer de serie los sistemas de alerta de colisión, y luego añadan el sistema de frenado de emergencia autónoma, una vez que la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA), complete los estándares para este tipo de sistemas de frenado.

La NTSB también quiere la NHTSA califique el desempeño de los sistemas anticolisión y publique los resultados como parte de un programa de seguridad renovado de cinco estrellas.

Sin embargo, los críticos sostienen que la decisión de si un vehículo debe incluir dicho equipo, pertenece a los compradores de autos, no al gobierno federal, pues tales sistemas podrían añadir miles de dólares al precio de un vehículo nuevo.

Los vehículos que ofrecen sistemas anticolisión incluyen los nuevos Acura RLX Sport Hybrid, Mercedes-Benz CLA-Class y el Lincoln MKS.

El informe de la NTSB dice que “el uso del sistema anticolisión delantero puede prevenir y mitigar choques por detrás”. El informe señala que sólo cuatro de cada 684 modelos de vehículos de pasajeros en 2014 incluyeron un sistema para evitar colisiones como característica estándar.

“Cuando estos sistemas se ofrecen como opcionales, a menudo se agrupan con otras características que no son de seguridad, por lo que el paquete global podría ser más caro”, dijo la NTSB.

No existe una estimación fiable del número de vehículos de pasajeros que circulan en las carreteras de Estados Unidos, equipados con un sistema de alerta de colisión o un sistema completo para evitar colisiones.

Los choques traseros matan a cerca de 1,700 personas cada año y lesionan a 500,000, de acuerdo con los reguladores federales de seguridad. El gobierno federal dice que más de 80% de estas muertes y lesiones podrían haberse evitado si los vehículos hubieran sido equipados con un sistema para evitar colisiones.