Alto funcionario mexicano escandaliza con su apoyo al trabajo infantil

Enrique Martínez elogia el empleo de niños en la agricultura
Alto funcionario mexicano escandaliza con su apoyo al trabajo infantil
Niños jornaleros.
Foto: Getty

MÉXICO

La imagen es la misma de norte a sur del país: el sol aún no sale cuando ya mujeres y niños, padres e hijos, están sobre el campo para arar, sembrar, desyerbar, fumigar o cosechar; lo que cambia es cómo se ve desde afuera ese trabajo. Las organizaciones por los derechos de la infancia dicen que es explotación infantil; el secretario de Agricultura, Enrique Martínez, lo llama “agricultura familiar”.

“A nuestras familias les enseñamos desde muy niños a que tengan contacto a diario con las labores de trabajo. Eso no afecta. Al contrario: dignifica y fortalece a nuestras familias, que desde muy pequeños nos enseñan a trabajar, a labrar la tierra, a tener contacto con los animales”, dijo durante su participación en “El Foro hacia Democratizar la Productividad Rural Sostenible”.

“Es muy distinto la agricultura familiar, cuando los padres llevan a los hijos al campo a trabajar, a enseñarlos de estas labores, a que se sientan autosuficientes porque saben hacer producir la tierra, es muy diferente a la explotación, que rechazamos categóricamente”.

Los comentarios alertaron a quienes durante años han peleado contra el trabajo infantil para evitar que tanto padres como empresarios consideren a los menores como mano de obra  y para romper el círculo vicioso del analfabetismo, la pobreza y la marginación.

Lee también: México rescata en el último año a 400 niños en campos agrícolas

“El secretario se confunde”, dijo  Mayra Rojas, directora de la Organización no Gubernamental Por una Infancia Común. “Dentro del trabajo familiar es responsabilidad de los padres que los niños y las niñas asistan a la escuela para que puedan tener más herramientas ante la vida y esto no es posible si se está trabajando como desafortunadamente son milones  los casos en México”

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México Unicef, más de tres millones de niños, niñas y adolescentes entre los 5 y 17 años de edad son obligados a trabajar, aunque a esa edad para ellos sea un juego. Del total, una tercera parte no tienen ni siquiera 14 años.

María Fernanda Rascón, coordinadora de la organización Por una Infancia Común lamenta que el secretario de Agricultura “no sepa la diferencia entre la explotación y el trabajo infantil pues es hasta los 16 años cuando los niños pueden estar en labores pagadas no riesgosos siempre y cuando tengan tiempo para ir a la escuela, situación que en la agricultura lamentablemente es poco común”.

LEA MÁS INFORMACIÓN DE MÉXICO

EN CIFRAS

– El 68% de los menores de edad que desempeñan una labor doméstica son niños.

– El 32% son niñas

  40% lo hace por apoyo a su hogar

  25.7 por ciento realiza trabajos con el fin de pagar sus estudios

  5.1 por ciento porque no desea estudiar.

Fuente:  Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)