Mike Trout, el Ángel del beisbol

Mike Trout no deja de hacer historia, y con ello se va perfilando para una carrera que podría ubicarlo al lado de los más grandes
Mike Trout, el Ángel del beisbol
Mike Trout posa con su trofeo de "MVP" del Juego de Estrellas en el estadio de los Rojos. Una joya más para su galería personal. EFE
Foto: EFE

Mike Trout abrió el Juego de Estrellas de 2013 con un doble en contra de Matt Harvey. Un año después, bateando segundo en el lineup del equipo de la Liga Americana, el jardinero pegó un triple en la primera entrada frente a Adam Wainwright.

Luego, la noche del martes en Cincinnati, Trout inició las acciones del 86 Juego de Estrellas de las Grandes Ligas con un jonrón en contra de Zack Greinke, el pitcher que llegaba al partido con 35.2 innings seguidos sin permitir carrera con los Dodgers.

Con ese batazo, una línea que apenas superó la barda por la esquina del jardín derecho, el outfielder de los Angels de Los Ángeles completó el llamado ciclo en Juegos de Estrellas, pues en su debut en ese tipo de partidos, como novato en 2012, disparó un sencillo.

Y entonces la pregunta es si hay algo que este rubio que siempre tiene una sonrisa en el rostro no pueda lograr.

“No tenía idea”, dijo Trout sorprendido cuando la reportera Erin Andrews, de FOX, lo entrevistó sobre el campo al final del Clásico y le preguntó sobre su nueva proeza.

Trout fue premiado como el Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas por segundo año consecutivo, un logro sin precedentes con un grado de dificultad inmenso, porque para tener la oportunidad de hacerlo se necesita primero jugar lo suficientemente bien para ser convocado al partido, y después responder en el campo con batazos oportunos, jugadas de calidad y que ninguna de las otras decenas de grandes estrellas no lo supere en méritos.

“Significa mucho”, dijo Trout sobre el “MVP”, materializado por un bello trofeo en forma de bate que le entregó el comisionado Rob Manfred. “Logramos la victoria, eso es lo más importante. Cuando salgo a jugar, hago mi mejor esfuerzo cada día”.

Y eso es lo que ha hecho que todos los aficionados admiren y adoren a Trout: su talento fenomenal para jugar y su sencillez que lo hace ser como cualquier otra persona; sin arrogancia, sin aspavientos ridículos.

Chico maravilla

Trout, en realidad, no tuvo un partido tan espectacular el martes. Pero su jonrón en el inicio fue la jugada del partido, pues marcó la pauta para guiar a la Liga Americana a un triunfo de 6-3 que le dará al equipo que sea monarca del Joven Circuito la ventaja de la localía en la Serie Mundial.

No necesitó Trout de mucho más, pues el triunfo fue un esfuerzo compartido entre jugadores de posición y lanzadores. Él se embasó en otra ocasión por base por bolas, una más por bola ocupada y anotó una carrera más. Nadie fue más productivo en el encuentro.

El miércoles, mientras el mundo del beisbol se rendía ante Mike Trout, hubo múltiples comentarios y artículos periodísticos indicando que el playera No. 27 de los Angels ya es una leyenda de las Grandes Ligas.

Su carrera apenas está en los primeros años, pero ya tiene muchos logros ofensivos de gente grande. Y si se toma en cuenta lo que Trout hace cuando está a la defensiva, donde ya está plenamente identificado como una atracción con sus grandes atrapadas en el jardín central, varias de ellas robándoles de jonrones a los bateadores contrarios, entonces uno tiene que estar de acuerdo en que este chico, que todo lo hace bien, va muy rápido hacia reescribir la historia del beisbol moderno.

Va en camino a terminar poniendo su nombre al lado de los monstruos, los más peloteros más completos de la historia, los Jeter, los Griffey, los Mays, los DiMaggio.

Leyenda a los 23 años

Síntesis de logros de Mike Trout, quien cumplirá 24 el 7 de agosto:

-1 MVP de la Liga Americana

-4 Juegos de Estrellas jugados

-2 MVP del Juego de Estrellas (seguidos)

-Novato del Año de la Liga Americana

-Líder de carreras anotadas cuatro años seguidos (2012-15)

-124 jonrones, 362 carreras impulsadas y 441 anotadas en sus primeros 581 partidos

-El jugador más joven (23 años y 251 días) en llegar a 100 jonrones y 100 bases robadas