Video policial aumenta las dudas sobre muerte de afroamericana en prisión de Texas

Video policial aumenta las dudas sobre muerte de afroamericana en prisión de Texas
Foto: Youtube

El Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas difundió la noche del martes un video tomado por la patrulla del policía que arrestó a Sandra Bland, una afroamericana muerta en prisión en circunstancias extrañas que aún se investigan.
El video, de 52 minutos, muestra la detención de Bland, quien olvidó encender la direccional de su auto al cambiar de carril, y se escucha el altercado verbal entre la mujer y el patrullero Brian Encina, que escala hasta que el agente la esposa y arresta. Sin embargo, las imágenes difundidas han levantado serias dudas sobre qué sucedió aquel 10 de julio.
En el video puede verse cómo el vehículo de Sandra es parado por no haber puesto las luces de señalización. El agente Brian Encina, de 30 años, se dirige inicialmente a la joven para que apague un cigarrillo a lo que ella le contesta: “Estoy en mi coche, ¿por qué tendría que apagarlo?”.
Desde ese momento, Encina comienza a gritarle “¡Te voy a freír!”, mientras apunta a la joven con lo que parece ser una pistola Taser. Sandra sale finalmente del auto y lo que sucede a continuación no queda registrado en el video aunque sí puede oírse la voz del agente.
Las incógnitas en la familia han aumentado pese a la difusión de las imágenes porque el video parece haber sido editado. En ciertos momentos, algunos carros grabados desaparecen repentinamente aunque el audio continúa intacto. O puede verse a un conductor avanzar en la pantalla, desaparecer y volver al mismo lugar poco después.
Las autoridades de Texas no han podido aclarar a qué se deben estas incongruencias y si son fruto de la edición de las mismas. Tom Vinger, portavoz de Seguridad Pública de Texas sostuvo que están trabajando para dar una explicación a estos hechos.
Bland, de 28 años, fue encontrada tres días después colgada en su celda en la cárcel del condado de Waller, en la comunidad de Praire View, al noroeste de Houston.
El video fue conocido tras una rueda de prensa en la Universidad Texas A & M Praire View, donde Bland tenía poco tiempo de trabajar.
En la rueda periodística participaron además el senador demócrata Royce West, el vicegobernador de Texas, Dan Patrick y el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw.
“A dondequiera que conduzcan los hechos, queremos asegurarnos de no dejar piedra sin remover”, dijo el senador West, al afirmar que consideraba “ilegal” la detención de Bland al poner en duda las causales suficientes para hacerlo.
Bland “no se merecía haber sido puesta bajo custodia”, dijo West. El DPS suspendió al patrullero en forma administrativa mientras siguen las investigaciones.


McCraw, director del DPS, dijo que Encina violó políticas de esa corporación al no mantenerse cortés durante toda la interacción con Bland, conforme establece el departamento.
Además, falló en informar a la mujer sobre cada acción que estaba tomando, lo que constituye una violación de las políticas del departamento.
Médicos forenses determinaron que la mujer murió por ahorcamiento, pero amigos y la familia de la mujer en Texas e Illinois han expresado dudas de que se hubiera suicidado.
Las autoridades dicen que Sandra Bland, de 28 años, se ahorcó con una bolsa de plástico el 13 de julio, tres días después de su arresto en un retén policial de tránsito. Su muerte en una cárcel de Texas se produjo en momentos que las fuerzas del orden son objeto de investigación tras varios casos de gran repercusión de muerte de afroamericanos a manos de la policía.
Sus familiares y quienes la conocían aseguran que ella nunca se habría hecho daño a sí misma y señalan que estaba emocionada por comenzar un nuevo trabajo y una nueva vida en Texas.
La hermana de Bland, Shante Needham, dijo que ella la llamó desde la cárcel la tarde que fue arrestada para decir que la habían detenido pero no sabía por qué. También dijo que un agente le había colocado una rodilla en la espalda y que creía que le había fracturado el brazo.
El DPS, a cargo de la investigación de la muerte de Bland, solicitó al FBI que se sumara a las pesquisas.
El caso ha despertado la atención nacional ante la posibilidad de que pudiera tratarse de otro incidente de violencia o incluso de un asesinato policial.