Murió el “Batman” que sorprendía a chicos enfermos en EEUU

Murió el “Batman” que sorprendía a chicos enfermos en EEUU
Foto: Cortesïa PBS

 

Leonard Robinson dedicó 14 años de su vida a visitar a niños enfermos disfrazado de Batman.

Leonard Robinson se vestía las mallas y la coraza, la capa negra y la máscara con orejas de murciélago, y así visitaba a niños hospitalizados.

Pero el estadounidense, uno de los imitadores de Batman más populares del mundo, falleció la noche del domingo en un accidente de tráfico.

Después de haber parado en una gasolinera a repostar y haber regalado a unos niños que lo reconocieron parafernalia de superhéroe, el motor de su coche, una réplica del Batmóvil, el vehículo del personaje de cómic al que encarnaba, empezó a tener problemas.

Así que Robinson, mejor conocido como el Batman de la ruta 29, decidió apagarlo.

Estaba en un tramo sin luz de la carretera Interestatal 70, cerca de Hagerstown, Maryland, Estados Unidos.

Tuvo un accidente con su Batimóvil.

Detuvo el coche en la mediana, pero dejándolo “parcialmente en el carril rápido”, de acuerdo a la policía estatal.

Alrededor de las 22:30, un auto modelo Toyota Camry se estrelló contra el Batmóvil.

Un pedazo de acero negro salió disparado contra su cuerpo y Robinson, de 51 años, murió en el acto.

Salto a la fama

El estadounidense saltó a la fama en 2012, cuando se hizo viral un video en el que se le veía siendo apresado por la policía porque las placas de su vehículo no eran válidas.

Para entonces llevaba 11 años visitando a niños enfermos en los hospitales vestido de pies a cabeza como el hombre murciélago y regalando objetos relacionados con el superhéroe, algo que continuó haciendo hasta el día de su muerte.

La policía nunca presentó cargos contra él, ya que argumentó que venía de animar a niños con cáncer de un hospital cercano.

De acuerdo al diario estadounidense Washington Post, el imitador vendió su empresa de limpieza para poder comprarse el Batimóvil, un Lamborghini negro modificado.

El medio también informó que había gastado más de US$25.000 de su propio dinero en juguetes, camisetas y libros que luego regalaba a los niños.

“Lo hago sólo por los niños”, dijo al diario en 2012, cuando éste publicó un perfil sobre él.

Además del Lamborghini, Robinson también conducía una réplica del Batimóvil de la serie televisiva de la década de 1960.

Con ella visitó centros médicos de todo el país, en ocasiones acompañado de su hijo Brandon Robinson disfrazado de Robin, el compañero de aventuras de Batman.

De hecho, empezó a usar el disfraz para entretener a su hijo cuando era pequeño.

Condolencias y tributos

El Departamento de Policía del Condado de Montgomery, al que pertenecían los agentes que detuvieron a Robinson en 2012, se mostró “triste por la noticia” de su muerte.

Decenas de usuarios le rindieron tributo en las redes sociales.

“La grabación (de 2012) muestra una interacción positiva y con buen humor entre los oficiales y Robinson. Es evidente que los agentes y Robinson se tenían respeto mutuo (…)”, señaló el departamento en un comunicado.

Además, varias personas le rindieron tributo y ofrecieron condolencias a su familia en la red social Twitter.

De acuerdo al Washington Post, Robinson volvía de una exhibición de carros en Virginia, EE.UU., cuando ocurrió el incidente.

La policía está investigando el accidente y de momento no se han presentado cargos contra nadie.