La clave para planes de pensiones en épocas de turbulencias

Cuando tus ahorros están en una cuenta de retiro (401 k o IRA) y el mercado cae, lo mejor, generalmente, es no hacer nada
La clave para planes de pensiones en épocas de turbulencias
La mejor estrategia es no hacer nada

Después de las fuertes caídas en las bolsas de valores en los últimos días es inevitable ponerse nervioso y pensar con amargura en el día en el que se decidió abrir una cuenta de retiro- sea un 401k o IRA-. La evidencia es que en solo minutos se pueden perder miles de dólares. ¿Qué se hace en momentos como estos?

En la mayoría de los casos, la respuesta es simple: nada.

“Los mercados de valores han cosechado ganancias considerables en los últimos seis años”, dice Bill McNabb, el presidente de la compañía de gestión de inversiones, Vanguard. “Tales reveses, aunque desconcertantes son inevitables”.

La volatilidad del mercado es frecuente

La clave para sobrevivir un mercado volátil y pasar por las caídas es entender y reconocer que estos cambios no son solo normales, sino irrelevantes a largo plazo. Aunque muchos pueden estar tentados de dejar de invertir o sacar el máximo de su dinero después de haber perdido, lo mejor sería hacer lo contrario.

No solamente es mejor ahorrar, sino que además es interesante incrementar la cantidad de lo que estás agregando a tu cuenta de retiro en momentos en los que el mercado está bajo, para aprovechar mejor la recuperación. Ese es el consejo más oído por parte de los gestores, a menos que pienses jubilarte en los próximos cinco a 10 años. En este caso, aunque no sigas incrementando la cantidad que ahorras, todavía es mejor esperar un poco para que se recupere el mercado antes de retirar el dinero.

En cualquier caso, un buen plan de ahorro no es el mercado. Una cartera equilibrada no tiene todo el dinero en acciones. Invertir en bonos es una protección cuando las acciones se tambalean.

La clave es el largo plazo

Cuando uno invierte en algo como una cuenta de retiro u otra inversión grande, la idea es pensar a largo plazo. No hay que perder de vista que la tendencia de los mercados siempre es al alza. Hay subidas y bajadas pero por ejemplo, al mirar la evolución del SP500, el índice más sólido de la Bolsa de Nueva York, se comprueba cómo una inversión indexada a este en 1980 se ha multiplicado varias veces pese a las varias caídas de las bolsas en los últimos 20 años.

Después de que el mercado perdiera más de la mitad de su valor en 2009, solo el 3% de participantes que tenían cuentas de retiro con Vanguard cancelaron sus inversiones completamente, según la compañía.

“Como resultado, entre las finales de 2008 y 2013, la cuenta promedia de Vanguard casi se duplicó por el repunte de precios de las acciones”, dijo esta misma gestora en un informe el lunes. “Es decir, los inversores que ignoraron la volatilidad del mercado no solamente recuperaron sino que le dieron a sus carteras de valores la oportunidad de realizar ganancias adicionales”.

Aunque en el momento es un poco difícil no hacer nada, hay que considerar que el hecho de hacer nada es una decision activa. Una crisis del momento no debe cambiar el plan de largo plazo.