Servicios para discapacitados peligran por falta de fondos

Activistas y familias con personas discapacitadas piden que se aumente un 10 por ciento el presupuesto para estas agencias
Servicios para discapacitados peligran por falta de fondos
Los manifestantes quieren un aumento del 10 por ciento para las agencias que ayudan a personas discapacitadas en California.
Foto: Marvelia Alpízar/La Opinión / Marvelia Alpízar/La Opinión

Durante 17 años, Agustina Mellín ha sido testigo de cómo su hija, Aurora Ramos, se ha beneficiado con los servicios que ha necesitado debido a las discapacidades con las que nació. Ahora lucha para que muchos de esos servicios no se pierdan por falta de fondos.

“Queremos que los niños [con discapacidad] se desarrollen independientemente para incorporarlos a la sociedad. Pero si no tenemos los recursos, ese sueño va a quedar truncado”, dijo Mellin.

Cuando su hija nació, los doctores la diagnosticaron con múltiples anomalías congénitas, que incluyen escoliosis severa y retardo mental leve. Mellín desconocía que existían servicios que podrían ayudar a su niña. A través del hospital, la pusieron en contacto con el Centro Regional Lanterman y desde entonces ha trabajado como voluntaria en esta agencia.

[La falta de fondos] nos afecta como grupo, como comunidad, pero en términos generales, como familia porque el centro y nosotros somos una sola familia, una familia con necesidades”, dijo Mellin, cuya hija comenzó recientemente a estudiar en la universidad. “Si no hubiesen tenido [el centro] los fondos, no habrían tenido la fuerza para ayudarla a ella. Si no hubiera sido por el centro, no me habría enterado cómo ayudar a mi hija”.

Evelia Hernández y Gloria Guzmán también desean que los centros regionales reciban más fondos para que los programas que ofrecen a través de diferentes agencias no desaparezcan. Cada una tiene un hijo de 15 años a quienes se les diagnosticó autismo.

“Ellos se ocupan de enseñarles cómo socializar, cómo incorporarse a la comunidad”, dijo Guzmán. “Porque no es lo mismo que yo quiera educar a mi hijo, a que lo haga una persona que ya ha estudiado. Pero si no dan mas fondos, no podemos tener los servicios que ellos necesitan. Es justo que nos los den”.

Alrededor de 100 personas se presentaron esta semana para protestar frente a la oficina del senador estatal Kevin de León.
Alrededor de 100 personas se presentaron esta semana para protestar frente a la oficina del senador estatal Kevin de León.

Protesta frente a oficina estatal

Mellín fue una de las cientos de personas que esta semana protestaron frente a la oficina del senador estatal Kevin de León, en Echo Park, para pedirle su apoyo al aumento de los fondos para financiar los programas para personas con discapacidades.

Empleados de cerca de 20 organizaciones que ofrecen servicios a los discapacitados, así como jóvenes y adultos con discapacidades que reciben apoyo de ellos, hicieron fila para entrar y exponer sus inquietudes a los representantes del senador de León.

Los manifestantes representaban a los mas de 80,000 personas con discapacidades en el condado de Los Ángeles.

De acuerdo con la Ley de Servicios de Discapacidades del Desarrollo, aprobada en 1977, las personas con discapacidades y sus familias tienen derecho a servicios que necesitan.

Las personas entraron en grupos para abogar por su petición con los representantes de la oficina de De León.
Las personas entraron en grupos para abogar por su petición con los representantes de la oficina de De León.

Recortes presupuestales

Pero desde hace unos 15 años, los 21 centros regionales que coordinan esos servicios han enfrentado recortes financieros, ocasionando el cese de servicios que no han podido restablecerse, tales como apoyo residencial y enseñanza de destrezas para la vida independiente.

Según los manifestantes, durante la Gran Recesión el Estado recortó un billón de dólares en fondos para el Departamento de Servicios de Desarrollo. Esos fondos no han regresado, dicen los activistas. El presupuesto actual firmado por el gobernador Jerry Brown en junio pide un fondo de 5.9 billones de dólares en total para dicho departamento, un aumento de 400 millones de dólares. Lo que se paga a los centros regionales se mantendrá igual.

Presionan a los legisladores

Los activistas dicen que sufrieron recortes durante la Gran Recesión y que ese dinero no ha sido repuesto.
Los activistas dicen que sufrieron recortes durante la Gran Recesión y que ese dinero no ha sido repuesto.

Con este tipo de protestas y campañas de redacción y envío de cartas, las personas que trabajan con personas discapacitadas intentan convencer a los legisladores que aprueben un aumento a los fondos para estas agencias antes que termine la sesión especial en Sacramento a mediados de septiembre. Ellos quieren un alza de al menos un 10 por ciento a los fondos asignados a estas organizaciones para cubrir el incremento en costos de transporte y aumento del salario mínimo para empleados.

“Cualquier apoyo que ellos necesitan para vivir una vida típica como cualquier otra persona, es lo que los centros regionales han prometido hacer”, dijo Melinda Sullivan, del Centro Regional Lanterman. “Pero desde el año 2000 no nos han dado ese aumento y muchos de nuestros servicios están congelados”, añadió, resaltando que además de la perdida de servicios, la falta de fondos no permite el pago adecuado de salarios para las personas que laboran en estos centros.

“Si ellos [los legisladores] no deciden algo antes del 11 de septiembre, tendremos que esperar a que vuelvan de sus vacaciones para saber qué va a pasar”, agregó Sullivan. “El Senador de León ha demostrado empatía y preocupación hacia las personas con discapacidad del desarrollo, pero no hemos visto acción”.

En un comunicado emitido en junio pasado, De León informó que la Asamblea y el Senado estatal habían incluido un aumento en los fondos para programas que benefician a personas con discapacidades de desarrollo en cada uno de sus presupuestos y en el presupuesto conjunto del estado.

Esos aumentos se discutieron el martes, el mismo día en que los manifestantes visitaron la oficina de De León en Los Ángeles. Sin embargo, no se tomó a una decisión final, por lo que aun tendrán que esperar si llegan a un acuerdo antes del 11 de septiembre.