Ejidatarios: “Nos están pisoteando”

Autoridades despejan terrenos para el paso del gasoducto Morelos
Ejidatarios: “Nos están pisoteando”
Los ejidatarios denunciaron violación de sus derechos.
Foto: Reforma

XILOXOXITLA, Tlaxcala

Custodiados por policías estatales y sin el consentimiento de los propietarios, empresarios extranjeros derribaron con maquinaria pesada cultivos de campesinos de Xiloxoxitla para introducir el gasoducto Morelos, propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
Entre lágrimas y enojo, ejidatarios de esta localidad del Municipio de Nativitas, Tlaxcala, acusaron al Gobierno que encabeza el priista Mariano González Zarur de imponer el proyecto de una termoeléctrica en Morelos que requiere de un gasoducto con paso por esta entidad.

Los afectados señalaron que, una vez que arribaron máquinas conocidas como mano de chango, los policías no los dejaron entrar a sus parcelas.

Los ejidatarios rechazan que esta infraestructura cruce por sus terrenos porque temen que explote, como sucedió en otros estados, y que disminuya la fertilidad de sus parcelas por contaminación.

Sin haber dado autorización para la introducción del gasoducto, desde el pasado viernes maquinaria pesada comenzó a perforar en parcelas del Ejido San Vicente, para lo que derribó los cultivos de maíz.

La zona fue resguardada por centenares de policías adscritos a la Comisión Estatal de Seguridad (CES), ante la advertencia de los campesinos de defender sus parcelas.

Hombres y mujeres ejidatarios, la mayoría de la tercera edad, se congregaron en el lugar para evitar que pasaran los trascabos.

“Hay violación a nuestros derechos y a las leyes que no respetan estas personas del gasoducto, nos están pisoteando, esto es un ejido y aun así se pasan, no han presentado ningún permiso ejidal ni comunitario”, apuntó uno de los ejidatarios.

La Ley Agraria establece que el cambio de uso de suelo de terreno ejidal lo debe avalar el ejido en asamblea, procedimiento que tiene que validar un notario.

Los ejidatarios de San Vicente Xiloxoxitla manifestaron que en 2012 acordaron en asamblea no permitir el paso del gasoducto, y desde ese año no celebraron ninguna otra reunión para abordar el tema.

“No queremos nada de gasoducto, no queremos obras a cambio, ni convenios, ni calles, pavimentos, nada a cambio”, asentó el afectado.

No obstante, la maquinaria pesada de las empresas que identificaron como Bonatti, Elenoc y Tenogas comenzó la remoción de tierra en el ejido.

No tienen permiso

“Entraron y tiraron todas las cosechas; aunque no hay ningún permiso ejidal, las autoridades también están a favor de que pase el gasoducto, el fulano de Gobernación (Rodolfo Díaz), el Registro Agrario, no tenemos protección de ninguna ley”, apuntó.

Mujeres ejidatarias de la tercera edad se dijeron víctimas de despojo porque los elementos policiales les impiden entrar a sus terrenos con el argumento de que van agredir a los empresarios.

“¿Qué ya vienen a mandar?, hasta en lo nuestro nos vienen a mandar, no me dejaron pasar a mi terreno, ni a mi señor lo dejaron pasar, ansina no me dejaron pasar, ¿son los dueños ellos o soy la dueña yo?”, espetó en llanto Gabriela Pérez Díaz.