Madre a juez de migración: “No envíe a mi hijo a la muerte”

Menor salvadoreño sería enviado de regreso a su país, donde su madre dice toda su familia ha sido amenazada por las maras

Madre a juez de migración: “No envíe a mi hijo a la muerte”
El hombre está en proceso de deportación
Foto: Archivo / Getty Images

La madre de un joven salvadoreño de 19 años de edad que se encuentra detenido en Stewart Detention Center, Georgia, que tiene una orden de deportación, le suplica al juez Dan Trimble que no envié a su hijo a una muerte segura en El Salvador.

“Esmeralda”, quien pidió proteger su identidad porque teme por la vida de sus otros hijos en el país centroamericano, está desesperada porque, según ella, al juez no le importaron todas las pruebas que demuestran que la vida del joven corre peligro si es deportado.

“Mi hijo está amenazado de muerte por las pandillas. Ya mataron a su papá porque no les quiso decir dónde está”, dijo Esmeralda, residente de Los Ángeles.

Ella explicó que hace tres meses recibió la llamada del padre de su hijo diciéndole que había que sacar a “Salvador” de La Unión porque la mara local lo había amenazado de muerte. Esa misma noche el padre llevó al joven a un lugar seguro. Cuando la pandilla se enteró, mataron al padre a balazos frente a su casa, contó la mujer.

“Al juez no le valió la muerte del papá. Tampoco el acto de defunción de un sobrino que tenía una joroba y que los pandilleros lo agarraron a darle y darle con un garrote en la joroba hasta que lo mataron… ese señor [juez Trimble] no quiso ver nada. No quiso creer nada”, dijo la madre.

El juez firmó la orden de deportación y ahora Salvador está a la espera que haya espacio en algún vuelo con otros migrantes detenidos con destino a su país natal.

Esmeralda dijo que a un amigo de ella que también había sido amenazado de muerte y que fue deportado, los pandilleros lo mataron en el autobús que iba del aeropuerto de El Salvador a La Unión.

No hay mucho qué hacer

Hace un tiempo el juez Trimble también deportó a una mujer transgénero que estaba pidiendo asilo porque su vida peligraba, recordó Jorge Mario Cabrera, de la Coalición de Derechos Humanos de Los Ángeles (CHIRLA).

“Lamentablemente es muy poco lo que podemos hacer en este caso. No sabemos si el juez siguió el debido proceso. Dudamos que el juez haya escuchado cuidadosamente los hechos. Tememos que el joven vaya a ser deportado. Su vida realmente corre peligro si regresa a El Salvador”, dijo Cabrera.

Más muertos

El pasado martes por la noche, supuestos pandilleros entraron a la casa de un vecino de la familia de Esmeralda y mataron a otras tres personas. Otro de los hijos de Esmeralda estaba en esa vivienda, pero logró huír.

“Creemos que la violencia anda persiguiendo a esta familia. Creemos que en este caso no se ha respetado el debido proceso… este caso deja ver que la vida de los inmigrantes está completamente en la manos del juez. Dependiendo del juez que te toque, tu vida no vale nada”, acotó Cabrera.

Mientras tanto, la madre también busca la forma de ayudar a sus otros hijos que han quedado huérfanos y acéfalos tras el asesinato de su padre.

“El Salvador es uno de los países más violentos del mundo. Haya matan a un montón de gente de un solo y a nadie le importa. Me gustaría encontrar la forma de traerme a mis hijos, pero no sé cómo”, lamenta la desesperada madre mientras trata de contener el llanto.