Derek Fisher, atrapado en un triángulo

El entrenador de los Knicks fue atacado por relacionarse con la ex esposa de un ex compañero de equipo en los Lakers
Derek Fisher, atrapado en un triángulo
Fisher se echa a toda la NBA en contra.
Foto: EFE

No fue un triángulo en la cancha, sino uno en los amores en el que está metido Derek Fisher.

Una fuente cercana al equipo le reveló al New York Post que el entrenador de los Knicks estuvo involucrado en un pleito con el jugador Matt Barnes, quien manejó 95 millas para encararlo por relacionarse con su esposa, Gloria Govan, de quien ya estaba alejado.

Fisher y Barnes fueron compañeros de equipo entre 2010 y 2012.

El pleito que se armó en la casa de California que Barnes, quien juega para los Memphis Grizzlies, compartía con Govan es ahora investigado por la NBA y parece ser que fue la razón por la que el estratega se perdió la práctica de su equipo el pasado lunes.

El tabloide reporta que los hijos gemelos de Barnes le hablaron para avisarle que Fisher estaba en la casa.

Barnes enloqueció. Se montó en su coche y se fue a su casa buscando a Fisher. Matt se fue para romperle la cara”, la fuente anónima le dijo al Post.

Cuando Barnes llegó al lugar encontró a Fisher y a Govan acompañados por una decena de personas que presenciaron el pleito que comenzó alrededor de las 11:45 p.m., detalló el periódico.

Barnes, un delantero de 6’7” y 235 libras conocido por ser duro en el entablado, presuntamente se abalanzó sobre Fisher, que mide 6’1” y pesa 200 libras. La policía llegó al lugar momentos después de que Fisher dejara la escena.

A su regreso a Nueva York, Fisher declinó comentar pero trascendió que no presentará cargos.

Más de NBA

Griffin ‘se lleva el tiempo’ en salvaje clavada (VIDEO)

El hombre de cristal Derrick Rose vuelve a ‘quebrarse’

Kobe desea que las lesiones se alejen de los Lakers