¿Niños gorditos? A cambiar las sodas por el agua

Una de las causas principales de la obesidad infantil es el consumo de bebidas azucaradas que representa hasta un 40% de las calorías que los niños consumen
¿Niños gorditos? A cambiar las sodas por el agua
Recientemente autoridades en Los Ángeles lanzaron una campaña para que los niños consuman más agua y menos sodas. /Ciro Cesar
Foto: ciro cesar / Impremedia/La Opinion

El Departamento de Salud del Condado de Los Ángeles lanzó el miércoles una campaña educativa en español para promover el consumo del agua en lugar de sodas u otras bebidas azucaradas.

“La evidencia es contundente: la prevención de la obesidad infantil comienza con la promoción de una alimentación saludable y la actividad física… la solución es abandonar las bebidas azucaradas y tomar agua en su lugar. Es hora que adoptemos el hábito de tomar más agua”, dijo el Dr. Paul Simon, director de la División de Prevención de Enfermedades Crónicas y Lesiones del Departamento de Salud Pública del condado.

Esta campaña llega unos días después de que un estudio a nivel nacional revelase que aunque el índice de obesidad en adultos e infantil ha bajado, California aún tiene el índice de obesidad infantil más elevado entre los niños de 2 a 4 años.

NO MORE SUGARY DRINKS
Se debe educar a los niños a consumir más agua en vez de bebidas azucaradas. /Ciro Cesar

Las autoridades de salud indicaron que una de las causas principales de la obesidad infantil es el consumo de bebidas azucaradas que representa hasta un 40% de las calorías que los niños consumen todos los días.

Casi la mitad de los niños en edad pre escolar ingieren una o más sodas al día.

Madre elimina las sodas

Jessica Jiménez, residente de Whittier y madre de cuatro menores de edad, dijo que hace cuatro meses decidió cambiar las sodas por el agua y desde entonces ha bajado 15 libras de peso.

“Al principio fue difícil, los niños me pedían bebidas azucaradas, pero yo les expliqué que teníamos que dejar de tomarlas. Yo padezco de problemas en los riñones porque bebía demasiada sodas”, dijo Jiménez.

Esta madre, al igual que las autoridades de salud, recomiendan ofrecer a los niños las opciones de agua, leche baja en grasas o jugos sin azúcar agregada.
“En mi casa tomamos agua. A mi hija que le gusta el agua con sabor a fresas y a mis hijos el agua con sabor a menta y pepino”, acotó la madre.

Agua como sustituto

  • Agregue trozos de su fruta favorita
  • Enfríe el agua poniéndola en la refrigeradora o agregándole hielo
  • Pruebe sabores diferentes como menta