Los fantasmas de octubre no se alejan del mejor lanzador del mundo

Clayton Kershaw vuelve a perder en playoffs y los Mets toman la delantera contra los Dodgers con una joya de Jacob deGrom
Los fantasmas de octubre no se alejan del mejor lanzador del mundo
Clayton Kershaw, estrella de los Dodgers, no puede ocultar su frustración tras ser sacado del juego en la séptima entrada.
Foto: Getty Images

Los amargos resultados en juegos de playoffs para el mejor pitcher del mundo, continúan.

En una noche en la que nació una nueva superestrella ante el gran público nacional e internacional, los Mets de Nueva York derrotaron a Clayton Kershaw y tomaron la ventaja sobre los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Divisional de la Liga Nacional con un triunfo de 3-1 el viernes en Dodger Stadium.

Jacob deGrom ponchó a 13 Dodgers en siete innings, sin carrera, para silenciar por momentos a un público ávido de ver a los Dodgers responder antes tantas expectativas y también ansiedad por un campeonato de la Serie Mundial.

El as derecho de 27 años de edad, quien hace recordar a un joven Tim Lincecum por su estilo de pitcheo y esa cabellera salvaje, recibió el apoyo de Daniel Murphy, quien sacudió a Kershaw con un batazo de 420 pies por el jardín derecho en la cuarta entrada, rompiendo el cero en la pizarra.

Kershaw, que inició el juego con marca de 1-5 y 5.12 de carreras limpias en playoffs, se retiró con dos outs en la séptima dejando las bases llenas. Ponchó a 11 pero caminó a cuatro, un número nada característico de su control.

El zurdo necesitaba que su relevo, Pedro Báez, retirara a David Wright, pero el capitán Met respondió al sacar línea de hit al central para ampliar la ventaja a 3-0. Las tres carreras se le anotaron al abridor estrella. Ese batazo de Wright en cuenta llena resultó clave porque luego en la parte baja del octavo inning los Dodgers finalmente pudieron anotar, ya sin deGrom en el partido.

Adrián González remolcó a Howie Kendrick con hit al izquierdo ya con dos fuera en contra del relevista Tyler Clippard. Pero no pasó nada más. Jeurys Familia logró un salvamento de cuatro outs.

Pero la historia de la noche fue deGrom, el Novato del Año de 2014 que se dio el lujo de vencer al mejor pitcher de esta generación en su propio estadio. El espigado derecho estuvo tirando fuego con rectas de 96 a 99 millas por todo el plato. Sólo permitió cinco hits y dio una base por bolas en sus siete innings de labor.

Los Dodgers ahora necesitan que su otro as, Zack Greinke, responda en el juego 2 la noche de este sábado. Pero más que eso, necesitan batear mejor. Kershaw tiró en realidad un juegazo y no contó con apoyo ofensivo.