Hillary Clinton contra Bernie Sanders

Si queremos que en realidad gane el mejor debemos educarnos y estudiar de cerca no solo las promesas presidenciales si no el historial político de los candidatos
Hillary Clinton contra Bernie Sanders
Foto: EFE

El primer debate por parte del Partido Demócrata ya se ha llevado a cabo y las encuestas populares muestran al senador de Vermont como el ganador mientras que la clase dirigente declara a la exsecretaria de Estado Hillary Clinton como la ganadora.

La gran diferencia entre estos dos contendientes es su base. Al senador Bernie Sanders lo apoya la juventud y se ha convertido toda una sensación llenando todos los recintos donde se presenta mientras que la exsecretaria de Estado es apoyada por la clase dirigente, políticos de carrera.

Ella es la ganadora anunciada si es que los reclamos del senador Sanders son ciertos de que a Washington lo controla Wall Street en lugar que Washington controle a Wall Street como debería ser.

La exsecretaria de Estado goza de un apoyo económico tremendo por parte de grandes corporaciones entre ellas las prisiones privadas que lucran con el sufrimiento de todos nuestros hermanos inmigrantes.

Es un poco difícil creer en sus promesas cuando recibe dinero de parte de aquellos que nos encarcelan.

El senador Sanders no tiene ese mismo apoyo. Sus donaciones son en cantidades más pequeñas y son de individuos en lugar de corporaciones.

Es su repudio al ‘establecimiento político’  (establishment) lo que llama la atención a una juventud cansada de lo mism0: puras promesas y nada más.

Es difícil creer que a estas alturas sigamos creyendo todas esas palabras bonitas de los políticos en lugar de ponernos a analizar sus acciones pasadas y usar esa información para predecir lo que podemos esperar.

Tristemente creo que los hispanos tenemos una memoria demasiado corta y pronto olvidamos lo que nos hacen.

A pesar de sus palabras poco humanas en contra de los niños en la frontera la exsecretaria de Estado tiene su atractivo político también. Lo principal es el hecho de que es mujer, algo que este país nunca ha visto y por lo tanto la gente espera mucho de ella. Tristemente también de Barack Obama se esperaba mucho por ser afroamericano y resultó ser toda una desilusión para la comunidad inmigrante.

Si queremos que en realidad gane el mejor debemos educarnos y estudiar de cerca no solo las promesas presidenciales si no el historial político de los candidatos.

Creo que un país demócrata debería elegir a su presidente en base a la democracia. De ser así estaríamos viendo al senador Sanders como el futuro presidente. Lamentablemente la política norteamericana no da sorpresas así que pronto estaremos viendo a la primera mujer presidente.