Problema de indigencia reúne a líderes de la ciudad y secretario de vivienda

Intercambian ideas sobre el estado en que viven las personas que tienen por hogar las calles
Problema de indigencia reúne a líderes de la ciudad y secretario de vivienda
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

El alcalde Eric Garcetti, concejales de la ciudad y supervisores del condado se reunieron con el secretario de Vivienda de la nación, Julián Castro, para discutir la colaboración que por primera vez se ha puesto en marcha para abatir el preocupante y cada vez mayor problema de desamparo en la ciudad de Los Ángeles.

“Criminalizar a los desamparados no es el mejor acercamiento”, dijo Castro. Y considera que Los Ángeles busca un mejor camino con la estrategia de trabajar juntos ciudad y condado. “Cualquier ciudad que tienen una buena colaboración puede hacer un impacto”, mencionó.

El concejal Mike Bonin dijo durante el encuentro que para encontrar alternativas no criminales, tanto para los desamparados crónicos como para los que recientemente han comenzado a vivir en las calles, “necesitamos ayuda del gobierno federal y una variedad de recursos para hacerle frente”.

Parte de esa ayuda puede ser más cupones para la sección 8 que provee subsidios federales de renta para las familias e individuos de bajos ingresos, que en el caso de las personas sin hogar se destinaría para aquellos que son desamparados crónicos o en riesgo de serlo.

El alcalde Eric Garcetti junto al secretario de Vivienda nacional, Julián Castro y otras autoridades electas.
El alcalde Eric Garcetti junto al secretario de Vivienda nacional, Julián Castro y otras autoridades electas.

Estado de emergencia

En septiembre, los concejales declararon el estado de emergencia en la ciudad a causa del alarmante aumento de las personas sin hogar y se comprometieron a destinar 100 millones de dólares para atender el problema.

Un mes antes, en agosto, los supervisores lanzaron una iniciativa que incluye juntas públicas de planeación para desarrollar un plan detallado. Se espera además que un estudio con las recomendaciones de cómo atender el problema esté listo par febrero.

“Desde la perspectiva de la congresista Janice Hahn, lo más importante de este encuentro es la colaboración con los recursos que tiene el condado y la ciudad. Es la primera vez en la historia que se han decidido a trabajar juntos en un problema moral muy grave y que les veo deseos y ganas para resolverlo”, dijo Lara L. Larramendi, directora de distrito de la congresista Hahn.

Steve Díaz de la organización de defensa de los desamparados, LA Community Action, quien dio testimonio durante el encuentro, dijo que la mayor parte de los 100 millones de dólares que dará la ciudad deben darse para vivienda. Agregó que es fundamental que la policía se concentre en hacer su trabajo como prevenir los robos, y no a arrestar y acosar a los desamparados.

“Para que esta colaboración entre la ciudad y el condado dé resultados, la ciudad debe invertir al mismo nivel que el condado en vivienda”, dijo Díaz, quien ha estado a un paso de irse a vivir a las calles y aceras. Y se quejó de cómo la ciudad de Los Ángeles se ha convertido en una de las más caras del país, sin que sus funcionarios hagan nada ante la crisis de vivienda, la privatización de las casas de bajos ingresos, el aburguesamiento y la desigualdad salarial, lo que ha provocado el desbordado aumento del desamparo.