Los latinos y la economía verde

El futuro económico de California depende de las compañías de 'energía limpia' y de los trabajadores latinos
Los latinos y la economía verde
La energía solar ya emplea a más de 100,000 personas en el estado, a la cabeza de Estados Unidos.
Foto: Getty

Uno de los beneficios de la reciente Gran Recesión es que las compañías buscan maneras de producir y vender sus productos con más eficiencia y menos contaminación. El concepto de la ‘economía verde’, una que promete un balance triple de avance económico, ambiental y bienestar social, ha ganado impulso.

Los trabajos relacionados con la energía limpia o ‘verde’ son aquellos que, según el programa de medio ambiente de las Naciones Unidas, reducen energía, materiales y consumo de agua a través de estrategias eficientes. Al mismo tiempo minimizan o evitan totalmente la generación de todas las formas de desperdicios y contaminación. Pero ¿cómo es que la economía verde impacta la economía del sur de California y a sus predominantemente trabajadores latinos?

En 2015, los latinos constituían más del 50% de la población de la ciudad de Los Ángeles, para 2000 crecieron 40%, entre 30 y 35% en 1990, de acuerdo al censo.  Y el 22% de las compañías del condado de Los Ángeles son hispanas y el 16.5% en California.

En 2013, el Consejo Nacional de La Raza publicó  Verde Brillante: Cinco Áreas Metropolitanas donde la Fuerza Laboral Latina y la Economía Limpia se Traslapan, el cual comparaba los perfiles de educación y ocupación de los latinos y los trabajos “verdes” de energía limpia.

Concluyeron que los empleos ‘verdes’ pagan 13% más que muchas ocupaciones hispanas tradicionales y son más accesibles para trabajadores sin un título universitario de cuatro años. Esto es particularmente relevante para los trabajadores latinos, cuyo nivel de educación es más bajo, con 81% de ellos que no tienen un diploma de licenciatura.

El crecimiento de la fuerza laboral latina combinada con las leyes y regulaciones ambientales de vanguardia del estado, establecen el escenario para una oportunidad sin precedente de desarrollo económico. Uno de los campeones ambientalistas como el senador Kevin De León debe poner atención.

La clave es invertir en el desarrollo de negocios y estrategias de entrenamiento y educación para los latinos. El enfoque debe estar en la creación y promoción de propietarios latinos de “compañías verdes” y entrenar a una nueva generación de jóvenes trabajadores latinos en energía limpia.

Ideal son instituciones educativas como Los Angeles Trade Tech College que ofrece certificados en instalación de paneles solares, estos programas permiten a los individuos prepararse para una certificación de nivel básico en varias áreas como: Solar PV de NABCEP (La Junta de Practicantes de Energía Certificados de Norteamérica) e impermeabilización de BPI (Instituto de Desempeño en la Construcción).

La conclusión es que los legisladores municipales y en Sacramento no pueden escribir una nueva legislación “verde” sin tomar en cuenta el elemento humano. El futuro económico de California depende de las compañías verdes y de los trabajadores latinos.