Aumenta el número de indocumentados muertos en la frontera de Arizona

Pese a que los arrestos de indocumentados siguen en descenso en Arizona, la cifra de muertes aumentó en los últimos meses
Aumenta el número de indocumentados muertos en la frontera de Arizona
Foto: EFE

A pesar de que los arrestos de indocumentados continúa en descenso en la frontera de Arizona, el número de muertes de los inmigrantes aumentaron en los últimos meses, algo que preocupa a activistas.

De acuerdo a cifras de la Oficina del Médico Forense del condado de Pima, durante el año fiscal 2015, que concluyó el pasado 30 de septiembre, recibieron los cuerpos de 119 inmigrantes, 10 más que en el año 2014.

Mientras, la Coalición de los Derechos Humanos en Arizona, que se basa en datos de diferentes oficinas forenses y consulados en el estado, contabilizó 137 fallecimientos en 2015, de los cuales 100 no pudieron ser identificados.

Por su parte, la Patrulla Fronteriza dijo que hasta el momento carecen de las cifras oficiales del año fiscal 2015.

En su punto más alto de la inmigración, durante el año fiscal 2000, solamente en la frontera de Arizona, la Patrulla Fronteriza reportó el arresto de 616,000 indocumentados.

La agencia federal estima que este año las detenciones bajaron a unos 70,000 indocumentados.

Juanita Molina, directora del grupo Fronteras Compasivas en Arizona, atribuye el incremento a las muertes a la política de militarización de la frontera del Gobierno de Estados Unidos.

“Los inmigrantes se ven forzados a utilizar rutas más apartadas y peligrosas en el desierto”, dijo Molina.

Para paliar esta situación, Fronteras Compasivas coloca contenedores y estaciones de agua en las rutas utilizadas por los indocumentados en un intento por salvar vidas.

Indicó que las muertes se han incrementado especialmente cerca de la población de Ajo.

“La gente va a tratar de evitar a toda costa que los capturen, buscando áreas donde no hay agua, algo que los pone en serio peligro, especialmente en el verano”, dijo la activista.

Esta opinión la comparte María Eugenia Carrasco, represente de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona, quienes este sábado llevarán a cabo una caminata en la ciudad de Tucson para recordar a los indocumentados fallecidos en la frontera de Arizona.

“Vemos que las muertes no paran; una sola es demasiado”, dijo Carrasco.

La activista señaló que entre los migrantes que han fallecido también se encuentran casos de personas que han sido deportadas después de haber vivido por años en EEUU, y quienes desean a toda costa regresar con sus familias, pagando un alto precio.