Subiría el costo para asistir a una universidad del CSU

Distintas medidas financieras protenten solventar la profunda crisis presupuestaria que acarrea desde la crisis
Subiría el costo para asistir a una universidad del CSU
Estudiantes en Cal State LA.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Para tener la anhelada estabilidad financiera, el sistema de Universidades Estatales de California (CSU), con ocho de 23 campus localizados en el área de Los Ángeles, considera elevar colegiaturas, reducir becas, impartir clases todo el año y realizar más eventos de recaudación de fondos.

Las propuestas para crear “un modelo financiero sostenible” para las universidades CSU han sido elaboradas por un panel de expertos y recién las recibieron los administradores del sistema.

El grupo ha recomendado elevar un 2% la colegiatura anual, lo que equivaldría a pagar unos 100 dólares más, considerando que la matrícula actual es de 5,472 dólares. Si la medida se aprueba se recaudarían unos 30 millones de dólares al año, según la oficina del canciller.

En los últimos cuatro años el costo de la matrícula no ha sido elevado.

Por otro lado, se analiza reducir los descuentos para estudiantes de bajos ingresos. En el ciclo académico 2014-15 los alumnos con dificultades económicas obtuvieron 644 millones de dólares en becas universitarias estatales, también conocidas como exenciones de matrícula, casi el doble de lo que recibieron en el ciclo 2008-09.

Al impartir clases durante todo el año, propuso el panel, se expandirían las inscripciones y se acelerarían las graduaciones. Ninguno de los ocho campus en el área de Los Ángeles (Northridge, Los Ángeles, Fullerton, Dominguez Hills, Long Beach, Pomona, San Bernardino y Channel Island) ofrece durante el verano cursos financiados por el estado.

Estas iniciativas parten de la complicada situación presupuestaria del sistema, que perdió más de 1,000 millones de dólares en fondos estatales durante la crisis.

“Creemos que el modelo financiero actual no es sostenible a largo plazo y ahora amenaza el acceso a la educación de calidad ofrecida en los campus de CSU”, indica el informe de los expertos.

“La ayuda al fondo general debe seguir siendo una fuente primaria para la universidad, pero hay que encontrar nuevos recursos y herramientas para hacer frente a nuestras necesidades operativas y de infraestructura”, agrega el reporte.

Estos cambios se revisarían con su personal docente.

Cada año del sistema CSU egresan 100,000 estudiantes.