Policía de Denver prohíbe a desamparados abrigarse excepto con “ropa propia”

Se arrestó, multó o desplazó a 10 personas que estaban durmiendo en la calle dentro de bolsas de dormir o debajo de lonas. Activistas se quejan de que se está criminalizando ser desamparado
Policía de Denver prohíbe a desamparados abrigarse excepto con “ropa propia”
Foto: EFE

La llegada de la nieve y las bajas temperaturas reabrió el debate en Denver sobre una ordenanza municipal aprobada en 2012 que prohíbe protegerse del frío y de los elementos excepto con “ropa propia”, afectando así principalmente a personas sin techo.

Durante la primera nevada importante de esta temporada, registrado en la noche del martes al miércoles de esta semana, la policía de Denver arrestó, multó o desplazó a diez personas que estaban durmiendo en la calle dentro de bolsas de dormir o debajo de lonas o material similar, cerca del centro de la ciudad.

Según señaló Marcus Hyde, portavoz de Denver Homeless Out Loud (DHOL), organización dedicada a ayudar a desamparados, los desplazados por la policía fueron notificados que la Ordenanza Municipal de Prohibición de Campamentos No Autorizados incluye la prohibición de “cubrirse a uno mismo de los elementos con otro cosa que no sea la vestimenta propia”.

La ordenanza entró en vigor en mayo de 2012 con la meta de “crear un ambiente saludable” y de “reducir los riesgos de seguridad y salud” para los residentes en el centro de Denver”. Pero, para Hyde, el resultado ha sido “criminalizar el desamparo”.

“Entre los desplazados por la policía la noche pasada había un hombre anciano que no podía caminar sino unos pocos metros antes de tener que descansar. Ese hombre nos dijo que no tenía a dónde ir ni sabía dónde iba a pasar la noche”, comentó Hyde.

Como respuesta, DHOL y “docenas de voluntarios” armaron doce carpas (tiendas) en un terreno público sin uso en la zona y estacionaron una “microcasa” a pocos metros del lugar para proveer alojamiento a los desplazados por la policía y a otros desamparados. La meta, dijo Hyde, es “crear una comunidad autogobernada” de personas sin techo.

Pero la ordenanza de 2012 que prohíbe estar en la calle cubierto por algo que no sea ropa también prohíbe “acampar” en lugares no autorizados por la ciudad para esa actividad.

“Habíamos construido cinco casas pequeñas en este mismo terreno, pero la Autoridad de Viviendas de Denver llamó a la policía el pasado 24 de octubre y vinieron, arrestaron a diez personas, destruyeron tres casas y se llevaron las otras dos en camiones“, declaró Hyde.

“A los desamparados que fueron desalojados se les pidió que se fuesen a otro lugar”, agregó.

Grupos cívicos y religiosos, empresarios y organizaciones no lucrativas se han comprometido a colaborar con DHOL para ayudar a los desamparados y para lograr la eventual abolición de la ordenanza mencionada, indicó Hyde.