Beneficiarios de “DAPA” podrían influir en elecciones en 2016, dice estudio

En víspera del primer aniversario del anuncio del presidente Barack Obama, el informe del Centro para el Progreso Estadounidense analiza el impacto del programa
Beneficiarios de “DAPA” podrían influir en elecciones en 2016, dice estudio
Foto: Mariela Lombard / El Diario

ENGLISH VERSION

WASHINGTON, D.C. – Los alivios migratorios afrontan un destino incierto y aunque sus beneficiarios, en particular los inmigrantes indocumentados con hijos ciudadanos,  por ley no pueden votar, sí pueden influir en los comicios de 2016 y en futuras elecciones, según un informe divulgado hoy.

Tanto la extensión del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 como uno similar para adultos con hijos ciudadanos o residentes legales, conocido en inglés como “DAPA” –anunciados el 20 de noviembre de 2014-, fueron frenados en los tribunales, pero la Administración Obama piensa llevar el caso ante el Tribunal Supremo.

En víspera del primer aniversario del anuncio del presidente Barack Obama, el informe del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP, por su sigla en inglés), analiza el impacto del programa de “acción diferida” en los comicios de 2016 y 2020.

El análisis calcula que 3,7 millones de adultos calificarían para el “DAPA”, y otros 290,000 jóvenes se beneficiarían de la extensión del “DACA”.

El CAP también da cuenta en tiempo real, con datos en español,  del alto costo que tendría para la economía no implementar los alivios migratorios: una pérdida acumulativa de $8,4 millones a diario en el Producto Interno Bruto.

Atentos al voto hispano

El informe sugiere que sería un error que los precandidatos republicanos opuestos a los alivios migratorios subestimen el peso del voto hispano, tomando en cuenta que la situación en torno al “DAPA” podría motivar a los latinos a las urnas.

El sociólogo Manuel Pastor, coautor del informe, explicó que la incertidumbre sobre el “DAPA” afecta desproporcionadamente a los hispanos: El 82% de los posibles votantes afectados por “DAPA” en 2016 son de origen latino, y para el 2020, esa cifra será de aproximadamente el 85%.

En total,  6,3 millones de ciudadanos estadounidenses tienen familiares elegibles para el “DAPA”, incluyendo a más de 5,3 millones que son sus hijos, y cerca de un millón que son sus parejas u otros familiares, aseguró el CAP.

Para el 2016, 1,5 millones de ese total de familiares ciudadanos serán elegibles para votar, esa cifra aumentará a 2,25 millones en 2020, y a 6,3 millones en 2032.

Según los autores del informe, titulado “DAPA Importa: el creciente electorado afectado directamente por la acción ejecutiva en inmigración”, la importancia de ese posible universo de votantes radica principalmente en estados “bisagra” que pueden determinar el rumbo de las elecciones en noviembre de 2016, como Florida, Nevada y Colorado.

Impacto en 2016

El informe está acompañado de un mapa interactivo que describe el posible impacto de los votantes afectados por “DAPA” en estados clave de las elecciones en 2016 y 2020, tomando en cuenta el margen de victoria en los comicios presidenciales en cada estado en 2012.

Así, por ejemplo, durante los comicios de 2012, el margen de victoria de Obama en Florida fue de 74,309 votos, pero en 2016 habrá potencialmente 59,722 votantes afectados por “DAPA” en ese estado, es decir el 80% del margen de victoria anterior. En 2020, ese porcentaje aumentará a 114%, o cerca de 85,000 votos.

También en 2016, los votantes afectados por “DAPA” serán el 40% del margen de victoria que registró Nevada en 2012, y el 15% del de Colorado ese año.  Y esos votantes conformarán el 26% del margen registrado en Carolina del Norte, el 29% del de Arizona, y el 11% del de Georgia.

Los porcentajes en esos estados aumentarán en 2020, aunque no de forma tan dramática como en Florida.

En California, un estado que tradicionalmente se decanta por los demócratas, el margen de victoria en 2012 fue de poco más de tres millones de votantes. En 2016, tendrá alrededor de 531,387 votantes impactados por “DAPA”, o un 18% del margen de victoria.

En Nueva York, el margen fue de casi dos millones de votantes en 2012, y el próximo año habrá 78,678 votantes afectados por la suspensión del “DAPA”, o cuatro por ciento respecto a 2012.

La inmigración figura entre las principales prioridades de los votantes hispanos que, según el informe, estarán atentos a las propuestas de los precandidatos presidenciales en el tema migratorio.