Pentágono abrirá todas las posiciones de combate a las mujeres

Las Fuerzas Armadas hasta el próximo 1 de enero para que remitan su planes de aplicación de ese cambio

Mujeres Marines se entrenan en tiro durante un campamento en   MCRD Parris Island, South Carolina. Ahora las mujeres podrán ocupar cualquier  posición de combate en las Fuerzas Armadas de EEUU.
Mujeres Marines se entrenan en tiro durante un campamento en MCRD Parris Island, South Carolina. Ahora las mujeres podrán ocupar cualquier posición de combate en las Fuerzas Armadas de EEUU.
Foto: Getty Images

Washington

El secretario de Defensa, Ashton Carter, anunció hoy la decisión histórica de autorizar a las Fuerzas Armadas para que admitan a las mujeres en todas sus unidades de combate.

“No habrá excepciones”, subrayó Carter en una rueda de prensa en la sede del Pentágono.

Carter dará de plazo a las Fuerzas Armadas hasta el próximo 1 de enero para que remitan su planes de aplicación de ese cambio, que pone fin a un largo proceso de revisión iniciado en enero de 2013.

“La aplicación no sucederá de la noche a la mañana. Esto nos hará mejores y más fuertes, pero todavía habrá desafíos que superar”, admitió el jefe del Pentágono.

Desde 2013, unas 110,000 posiciones de combate anteriormente cerradas a las mujeres se han abierto a cualquier género, pero aún quedan unas 200,000 que siguen siendo exclusividad de hombres, entre ellas las de las fuerzas especiales.

Los cambios anunciados por Carter abrirán las puertas de cuerpos de elite, como los Navy Seal (dependiente de la Armada) o las Fuerzas Especiales del Ejército de Tierra, a mujeres capaces de cumplir los duros requisitos de ingreso.

También se facilita el acceso al Cuerpo de Marines, hasta ahora particularmente reacio a aceptar mujeres en determinados puestos de primera línea de combate.

“Al igual que nuestras excepcionales fuerzas de hoy, nuestras fuerzas del futuro deben seguir beneficiándose de la mejor gente que puede ofrecer EEUU. En el siglo XXI, eso requiere atraer fortaleza del grupo más amplio con talento”, indicó Carter.

“Eso -prosiguió- incluye a las mujeres, porque conforman más del 50 por ciento de la población de EEUU. Para tener éxito en nuestra misión de defensa nacional, no podemos permitirnos el prescindir de la mitad del talento y el conocimiento del país”.

El jefe del Pentágono recordó que “quien sirva con un uniforme, ya sean hombres o mujeres, debe cumplir los altos estándares para cualquier trabajo que acometa”.