En Madeira, tierra de Cristiano, se aplazan partidos por niebla

La niebla y el viento de la isla fueron 'enemigos' del Oporto y el Benfica en esta jornada del futbol luso
En Madeira, tierra de Cristiano, se aplazan partidos por niebla
El partido entre el Nacional y el FC Porto, envuelto en niebla.
Foto: EFE

Las inestables condiciones meteorológicas del archipiélago de Madeira, donde se pasa del sol a la niebla en cuestión de minutos, han sido el flagelo del Oporto y el Benfica, que han tenido que aplazar tres partidos en la isla natal de Cristiano Ronaldo por ese motivo.

El Oporto contabiliza dos encuentros aplazados, uno de ellos terminado hoy mismo, y el Benfica, uno.

Los tres partidos suspendidos fueron en el estadio de la Choupana, localizado en las colinas de la capital Funchal y reducto del Nacional de Madeira.

El Nacional, no obstante, presta esta temporada su casa al recién ascendido União de Madeira.

La última “víctima” de la meteorología fue el Oporto de Iker Casillas y Julen Lopetegui, cuyo encuentro de este domingo ante el Nacional no resistió a la neblina que cubría el campo.

Los “dragonesvencían 1-2 cuando a los 84 minutos el árbitro del encuentro decidió aplazar el duelo por falta de visibilidad.

El cuarto de hora restante se jugó esta misma mañana sin cambios en la victoria del Oporto.

Es la segunda vez en dos meses que el Oporto tiene que suspender un partido en Madeira, un archipiélago situado en el Atlántico a 800 kilómetros de la Portugal continental.

En la novena jornada del día 31 de octubre, el Oporto se desplazaba a Funchal, pero el avión que transportaba al equipo tuvo que ser desviado a la vecina isla de Porto Santo por culpa de rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora.

Este choque se jugó el pasado 2 de diciembre y “los dragones” triunfaron 0-4.

También el Benfica tuvo que cambiar de planes en un encuentro liguero ante el Uniao de Madeira.

El pasado 4 octubre, cuando se disputaba la séptima jornada del campeonato luso, la niebla obligó a posponer el partido, que, precisamente, se jugará mañana.

La intensa niebla es muy común en la paradisíaca Madeira por su localización en el océano Atlántico y su escarpada orografía.

El propio estadio de la Choupana, con capacidad para unos 5,500 espectadores, es un “imán” para las adversidades meteorológicas.

El estadio, construido en 1996, está localizado en lo alto de una pequeña montaña, a una altitud de 650 metros.

Pero no solo el fútbol es la modalidad deportiva afectada por las condiciones meteorológicas madeirenses. El pasado marzo, el Abierto de Madeira de golf tuvo que ser cancelado debido a fuertes vientos, lluvias y niebla intensa.

Quiero más Futbol

Selección de Camerún busca entrenador en Twitter

Tevez fue nombrado mejor jugador de la Serie A

Conmebol suspende un año a Fred por dopaje