Jornaleros en LA realizan su pastorela adaptada a la vida del migrante

Es una forma de mantener sus tradiciones culturales y compartir un mensaje de fe, amor y esperanza

Jornaleros en LA realizan su pastorela adaptada a la vida del migrante
Teatro jornalero Sin Fronteras realiza la producci—ón " El Niño Dios Viene pa'l Norte" en la Iglesia Mission Dolores. / Aurelia Ventura
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Por tercer año los jornaleros de Los Ángeles presentaron una pastorela que recrea el nacimiento del niño Dios quien en lugar de nacer en Belén viene al mundo en Los Ángeles en medio de las tribulaciones que vive la comunidad inmigrante latina.

Esta vez se les unieron como actores inmigrantes de Long Beach de la organización Latinos en Acción.

“Es una pastorela singular, los actores son reales, jornaleros, trabajadores de casa, vendedores e inmigrantes de diferentes oficios que deciden participar para ayudarse a sobrellevar la carga emocional de estar fuera de su país de origen, a veces lejos de sus familia”, dijo Lorena Morán, directora artística del Teatro Jornalero sin Fronteras y productora de la pastorela

En la pastorela El Niño Dios Viene pa’l Norte escrita por César Ortega y quien tiene como director a Juan Parada, participaron 23 actores entre jornaleros y trabajadores de todos los oficios quienes durante dos meses ensayaron para el montaje.

12/18/15 /LOS ANGELES/Teatro jornalero Sin Fronteras realizan la producci—n ÔEl Ni–o Dios viene palÕ NorteÕ en la Iglesia Mission Dolores. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Teatro jornalero Sin Fronteras realiza la producci—ón “El Niño Dios Viene Pa’l Norte en la Iglesia Mission Dolores. /  Aurelia Ventura

El Niño Dios Viene pa’l Norte

Salvador Paredes Chico, un inmigrante encargado de la iluminación dijo que con la pastorela quieren mandar el mensaje de que vienen a trabajar pero mantienen vivos sus valores culturales.

Gabriel Cruz es un jornalero que busca empleo en cualquier tienda Home Depot que se encuentre y lleva tres años que participa en las pastorelas que organiza el Teatro Jornalero sin Fronteras.

“Me gustan los aplausos por eso participo”, reconoció abiertamente este inmigrante de Veracruz, México quien lleva 14 años en los Estados Unidos.

Máximo Gutiérrez le hace de diablo en la pastorela y le gusta participar porque dice es muy divertido.

“Entré por curiosidad, y al principio estaba nervioso pero ahora me divierto mucho”, comenta. Juan Carlos Munguía, un inmigrante salvadoreño que se gana la vida como jornalero participa por primera vez en la pastorela y la hace también de diablo.

“Es un placer hacer este personaje porque soy un diablo muy payaso”, observó.

Francisco Sunuel y Martha Cota vinieron desde Long Beach a participar en la pastorela en la iglesia de la Missión Dolores. “Siempre hemos trabajado por la unión de los latinos”, dijo Martha Corta mientras que su esposo Francisco Sunuel afirmó que con la pastorela se sienten cerca de la gente.

José Alarcón, un ingeniero retirado hizo los arreglos musicales para la pastorela y él mismo ejecutó la música con su guitarra semiclásica comentó que su participación es una forma de regresar a la comunidad lo mucho que ha recibido.

La pastorela es una obra de teatro que trata sobre el viaje de los pastores para llegar a Belén a adorar al recién nacido Niño Dios pero un grupo de diablos tratan de impedirlo. Al final, son derrotados por un ángel y los pastores le entregan sus regalos al Santo Niño, en medio de villancicos y otros cánticos.