Latinos de Iowa van a los candidatos, aunque estos no vayan hacia ellos (videos)

Aunque la población latina del primer estado en votar por los precandidatos presidenciales aún no tiene el peso político para influenciar radicalmente las asambleas populares del próximo 1 de Febrero, ya están dando que hablar y participando en el proceso. A veces, en forma poco convencional.
Latinos de Iowa van a los candidatos, aunque estos no vayan hacia ellos (videos)
Jeb Bush ha seguido la tradición de su hermano, quien en 2000 movilizó a 500 votantes latinos en Iowa, y es uno de los precandidatos presidenciales que tiene personal y presupuesto de publicidad en medios hispanos del estado.
Foto: America's Voice

Los precandidatos presidenciales de ambos partidos han estado poniendo mucha atención a un estado rural del medio oeste que en la tradición política de los Estados Unidos tiene una enorme influencia en seleccionar los candidatos a la presidencia: el estado de Iowa, donde no se vota poniendo una boleta en la urna, sino acudiendo a su escuela, iglesia o centro comunitario local y participando en asambleas populares.

Y en esa febril campaña, cada vez más intensa para algunos de los candidatos demócratas y republicanos a pocos días de las asambleas del 1 de Febrero, la pequeña pero creciente población latina ha tenido un rol cada vez aún mayor, directa o indirectamente.

Sólo hay que preguntárselo a Maria Alcivar, Monica Díaz o Ricardo Corona, estudiantes de Iowa State University, que fueron expulsados esta semana de un mitin de Donald Trump en Ames, Iowa, minutos antes que el magnate recibiera el respaldo de la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin.

Loading the player...

Tras entrar al evento de incógnito y gritar, cuando este empezó a hablar de inmigración, “un voto por Trump es un voto a favor del odio”, los estudiantes –junto a otros compañerosfueron expulsados sin mayor ceremonia por el personal de seguridad del magnate en un incidente que fue visto por la televisión nacional, pero no explicado ni cubierto por las docenas de medios que estaban presentes.

“Es la segunda vez que protestamos en un evento de Trump”, dijo en una entrevista Maria Alcivar, una estudiantes de postgrado de la universidad, parte del grupo que protestó contra Trump. “Lo hacemos porque estamos cansados de esta retórica racial y de que venga acá a fomentar el maltrato hacia ciertos grupos. Y lo seguiremos haciendo en los próximos días cuando esté por aquí”.

Trump no hay ido a hacer campaña a las comunidades inmigrantes de Iowa, pero otros precandidatos si lo han hecho, explicó Christian Ucles, director político de LULAC en Iowa.

“Desde hace unos ocho meses hemos insistido, hasta hostigado a los candidatos para que se comuniquen con la comunidad latina de Iowa”, dijo Ucles.

“Algunos lo han hecho, otros no”, dijo el activista. “(El demócrata) Martin O´Malley fue el primero en reunirse con latinos allá por marzo, antes que los demás siquiera empezaran. (El demócrata) Bernie Sanders ha tenido eventos con latinos en algunos puntos de Iowa, el más reciente fue hace dos semanas, donde 100 latinos llegaron para verlo en temperaturas bajo cero”.

Hillary Clinton se reunió con latinos en Ottumwa, Iowa, Marco Rubio visitó a empresarios latinos en Des Moines y Jeb Bush tiene un personal de campaña de cinco personas dedicado crear relaciones con la comunidad latina y ha puesto avisos pagados en periódicos locales, como uno aparecido esta semana en una edición especial llamada Hola IOWA dedicado a las asambleas populares.

Al parecer Bush es el único que ha puesto avisos pagados en ese periódico, en un esfuerzo por lograr algo de apoyo para su deprimida campaña. En el aviso aparece Bush con su esposa Columba y sus hijos y asegura que “Jeb Bush es uno de los nuestros”.

La lucha por ser escuchados

La organización LULAC local “ha estado muy activa” en visitar a los votantes latinos en Iowa e informarles sobre el proceso de las asambleas, un tipo de elección que no existe en sus países de origen y que es muy típica de Iowa y algunos otros estados de los Estados Unidos, dijo el profesor Mark Grey, director del Centro para Liderazgo e Integración de los Inmigrantes de la Universidad de Northern Iowa.

En Iowa, un estado rural en el “mid-west” de Estados Unidos, la población latina ha venido creciendo, lenta pero segura, durante los últimos veinte años, dijo Grey.

Según un reporte dado a conocer esta semana por el PEW Hispanic Center, Iowa tiene 171,000 latinos (de una población de 3.1 millones de habitantes) y 67,000 votantes potenciales, o un 2.9% de la población elegible para votar.

No es exactamente un número gigante, pero es la minoría más grande de Iowa, superando ya con creces a la pequeña población afroamericana. “Los latinos irán participando más y más, y seguramente tendrán más influencia local que estatal por el momento, pero las cosas están cambiando”, agregó el catedrático.

Con ayuda de LULAC Nacional, el grupo local ha identificado una lista de 50,000 votantes latinos. “Se espera que 250,000 votantes vayan a las asambleas. ¿Te imaginas si votaran todos los latinos elegibles? Claro que eso es muy difícil, nuestro objetivo es movilizar a 10,000, aunque el record ocurrió en 2008 con 3500 y estos fueron movilizados por Barack Obama”.

Los entrenamientos para los “caucus” o asambleas, seguirán hasta el domingo 31 de enero, el día antes de las mismas, dijo Ucles. “Ir a una asamblea en Iowa es una de nuestras tradiciones más arraigadas. Y los latinos que son de aquí también aprenden esa misma tradición. De hecho, hemos sido parte de la conversación política por años con el foro “Black-brown” que se realiza aquí desde hace mucho tiempo”.

Más información sobre las asambleas en esta edición especial de Hola Iowa , consulte aquí para encontrar su asamblea local si es votante en Iowa y aquí para ver la lista de eventos organizados por LULAC, incluyendo incluyendo entrenamientos para las asambleas y conversaciones con los candidatos.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES