Cine vs. TV: ¿quién apuesta por la diversidad? La respuesta es fácil

Ian McKellen asegura que los gays también están discriminados. Charlie Hunnam será 'La Barbie'. Y '24' resucita con actor afroamericano. La controversia continúa

Cine vs. TV: ¿quién apuesta por la diversidad? La respuesta es fácil
Hunnam se declaró "profundamente germofóbico".
Foto: Agencia Reforma
Regreso a Clases

La disparidad entre cine y televisión (e incluso Broadway) con respecto a la diversidad racial de sus propuesta resultó evidente ayer, cuando Fox anunció que su nueva serie “24: Legacy”, inspirada en “24”, será protagonizada por el actor afroamericano Corey Hawkins, una de las estrellas de “Straight Outta Compton”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Spike Lee y Jada Pinkett Smith animan a boicotear los Oscar 2016

Eso sucedió sólo unos días después de que el actor inglés Charlie Hunnam (visto en “Sons of Anarchy” y “Pacific Rim”) fuera elegido para dar vida a Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, en el filme inspirado en la vida del narcotraficante texano, pero de ascendencia mexicana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ‘La Barbie’ quiere contar su historia, al estilo Hollywood

La decisión de los responsables de este largometraje, titulado “American Drug Lord”, provocó la consiguiente reacción en las redes sociales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Oscars 2016: latinos nominados, sorpresas, quién ganará… y ¿por qué son tan ‘blancos’?

Por un lado, los hubo que criticaron que no fuera un actor latino el encargado de transformarse en “La Barbie”, limitando una vez más las posibilidades de dar trabajo a un actor no caucásico; pero por otro, también se citó que el aspecto de Valdez Villarreal es blanco y de ojos azules, además de que Hunnam es un actor y, como tal, es capaz de adaptarse a los desafíos de un personaje (en este caso, el acento más que la imagen).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Armie Hammer planea hacer película del narcotraficante “La Barbie”

Ian McKellen se une a la controversia

Mientras en la pequeña pantalla las oportunidades, especialmente para intérpretes afroamericanos, son considerables (como demostraron las 18 nominaciones a los Emmy logradas por actores de esta raza en la pasada edición de los premios), al igual que en Broadway (ejemplos recientes son “Hamilton”, de Lin-Manuel Miranda, y “Aladdin”, producción Disney), en cine sigue la controversia.

Ayer, tres días después de que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas reaccionara con nuevas directrices para aumentar la diversidad en su membresía (tras las cero candidaturas para actores de minorías a los Oscar por segundo año consecutivo), Ian McKellen (“The Lord of the Rings”) amplió la protesta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Boicot en los Oscar: la Academia de Hollywood anuncia cambios

“Entiendo las quejas”, expresó al canal Sky News. “No es solo gente negra que ha sifo ignorada por la industria: solía ser mujeres, y hasta ahora, es sin duda, los gays. Todas estas quejas son legítimas”.

“Ningún intérprete abiertamente gay ha ganado nunca el Oscar: me pregunto si es prejuicio o casualidad”, añadió en declaraciones al diario “The Guardian”.