Pequeñas tumbas honran a bebitas abandonadas en Orange

Desde 1999, la organización Garden of Innocence se dedica a proveer entierros a los menores que son desamparados al morir

01/23/16 / ORANGE/Aailyah and Collette, two abandoned baby girls are buried during a public ceremony at the Garden of Innocence during the 1st memorial service at El Toro Memorial Park in Orange County. Several dozen volunteers, who never met the baby girls, paid their respects during an emotional ceremony. The Garden of Innocence has given decent burials to 301 abandoned children since 1999. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

01/23/16 / ORANGE/Aailyah and Collette, two abandoned baby girls are buried during a public ceremony at the Garden of Innocence during the 1st memorial service at El Toro Memorial Park in Orange County. Several dozen volunteers, who never met the baby girls, paid their respects during an emotional ceremony. The Garden of Innocence has given decent burials to 301 abandoned children since 1999. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion) Crédito: Aurelia Ventura | Impremedia/La Opinion

En una mañana nublada bajo música de gaitas, los restos de Aaliyah y Colette, dos bebés cuyos cuerpos fueron abandonados y no identificados recibieron sepultura en una emotiva ceremonia a la que asistieron decenas de voluntarios que nunca las conocieron.

El honroso adiós se llevó a cabo en un bello jardín donado por el cementerio El Toro Memorial Park del condado de Orange.

Ahí se reunieron decenas de voluntarios entre los que se encontraban miembros de la organización católica Caballeros de Colón, miembros del departamento de Sheriff de Orange, funcionarios de la ciudad de Lake Forest y representantes de los supervisores del condado así como niños exploradores y voluntarios de la organización comunitaria Jardín de la Inocencia (Garden of Innocence).

Ningún conocía a las menores pero se veía en sus rostros la tristeza y más de alguno soltó algunas lágrimas conmovidos por la ceremonia.

01/23/16 / ORANGE/Aailyah and Collette, two abandoned baby girls are buried during a public ceremony at the Garden of Innocence during the 1st memorial service at El Toro Memorial Park in Orange County. Several dozen volunteers, who never met the baby girls, paid their respects during an emotional ceremony. The Garden of Innocence has given decent burials to 301 abandoned children since 1999. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Aaliyah y Colette, dos bebés cuyos cuerpos fueron abandonados y no identificados recibieron sepultura en una emotiva ceremonia. /Aurelia Ventura

Más de 300 ángeles

Desde 1999, la organización Jardín de la Inocencia ha dado sepultura digna a 301 niños abandonados en 42 condados de California.

La idea de dar un entierro decoroso a los menores que nadie reclama la tuvo Elissa Davey de San Diego.

Cuando un bebé fue encontrado muerto en un bote de basura en Chula Vista, dije quién pudo hacer eso, y no pude olvidar a ese bebé por días”, recuerda.

Tanto la agobiaron los recuerdos que un mes más tarde llamó al médico forense.

“Le pregunté qué pasaba si nadie reclamaba a ese bebé. Me dijo que iban a una fosa masiva. Le volví a preguntar, cómo se podía reclamar un cuerpo que no era tuyo. Me respondió que si lo enterrábamos en un lugar digno, nos lo podía dar”, dice.

Así fue como en 1999, Davey logró dar sepultura a Adam, el menor abandonado en un bote de basura en San Diego.

01/23/16 / ORANGE/Aailyah and Collette, two abandoned baby girls are buried during a public ceremony at the Garden of Innocence during the 1st memorial service at El Toro Memorial Park in Orange County. Several dozen volunteers, who never met the baby girls, paid their respects during an emotional ceremony. The Garden of Innocence has given decent burials to 301 abandoned children since 1999. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Desde 1999, la organización Jardín de la Inocencia ha dado sepultura digna a 301 niños abandonados en 42 condados de California. /Aurelia Ventura

Tiempo después fundó la organización Jardín de la Inocencia para dar sepultura digna a los niños abandonados y no identificados de California.

Cada donación de terreno en un cementerio le llaman Jardín de la Inocencia, el cual es manejado por voluntarios.

Enrique Reade, un hispano a cargo del Jardín de la Inocencia de Fresno dijo que tiene jardines además de San Diego y Fresno en San Francisco, Bakersfield, Ventura, y Sacramento.

Y abrirán pronto otros jardines en Merced, Oroville , Eureka, y fuera del estado en Texas, New Jersey, Seattle, Portland, Arizona, Pennsylvania y quieren llegar a Canadá.

“No revelamos la raza de los niños que sepultamos, ni sus edades, ni damos información sobre las condiciones en qué murieron”, aclara Reade.

01/23/16 / ORANGE/Aailyah and Collette, two abandoned baby girls are buried during a public ceremony at the Garden of Innocence during the 1st memorial service at El Toro Memorial Park in Orange County. Several dozen volunteers, who never met the baby girls, paid their respects during an emotional ceremony. The Garden of Innocence has given decent burials to 301 abandoned children since 1999. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Cada donación de terreno en un cementerio le llaman Jardín de la Inocencia, el cual es manejado por voluntarios. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Diez jardines de inocencia en California

En la actualidad tienen diez Jardines de la Inocencia distribuidos por todo California.

“Sepultar a estos niños es lo correcto. Los despedimos con amor para que puedan irse en paz”, dice la fundadora del Jardín de la Inocencia.

Algunos de los voluntarios dedicaron palabras a las bebés sepultadas en el recién abierto Jardín de la Inocencia del condado de Orange y confesaron sentir un gran dolor pero a la vez rabia de que niñas como Colette y Aaliyah hayan tenido una vida tan corta.

Quiero decirles que sus vidas importan y el mundo se hizo mejor por ustedes y aunque vivieron poco tiempo, su tiempo fue valioso y hermoso”, dijo una de las voluntarias. Alan Master.

Otro voluntario expresó que desde que asistió al entierro de un menor no reclamado, su vida ya no fue la misma.  “No he conocido a ninguno de esos niños pero han sido una bendición en mi vida y me ha movido el alma como ninguna otra cosa”, contó Master.

01/23/16 / ORANGE/Aailyah and Collette, two abandoned baby girls are buried during a public ceremony at the Garden of Innocence during the 1st memorial service at El Toro Memorial Park in Orange County. Several dozen volunteers, who never met the baby girls, paid their respects during an emotional ceremony. The Garden of Innocence has given decent burials to 301 abandoned children since 1999. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Algunos de los voluntarios dedicaron palabras a las bebés sepultadas en el recién abierto Jardín de la Inocencia del condado de Orange. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Davey propuso a la comunidad de Orange no olvidar a las niñas desconocidas que nadie reclamó al morir y les pidió ir a visitar sus tumbas.

Ahora Aaliyah y Collette pertenecen a todos los residentes del condado de Orange”, dijo.

Tanto Davey como Reade pidieron a la comunidad apuntarse como voluntarios para que juntos puedan seguir dando un último adiós a los niños abandonados por sus familias por razones desconocidas.

Reade dijo que necesitan voluntarios latinos.  “No podemos cambiar lo que pasó pero sí podemos celebrar que una vez estuvieron aquí”, completó Davey.

Si quieres registrarte como voluntario, visita el portal: www.gardenofinnocence.org

En esta nota

Abuso Infantil Orange

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain