¿Miedo al diablo? Kevin Alejandro se enfrenta a un Lucifer bien distinto en serie

El actor texano, de origen mexicano sabe muy bien cómo enfrentarse a las críticas de aquellos que cuestionen su "lado latino"

Kevin Alejandro está ansioso por el estreno esta noche de su nueva serie "Lucifer".
Kevin Alejandro está ansioso por el estreno esta noche de su nueva serie "Lucifer".
Foto: Frederick M. Brown / Getty Images

Si Kevin Alejandro no le tiene miedo al diablo, mucho menos a las críticas.

Alto y de piel y ojos claros, y poseedor de una fuerte voz, es difícil que el originario de San Antonio, Texas, pase desapercibido. Mucho menos ahora que está por estrenar su nuevo personaje en el show “Lucifer” de Fox, cuyo debut es hoy a las 9 p.m.

“Soy afortunado por el hecho de ser mitad latino, mitad anglosajón… Algunas veces saben que soy latino, a veces no. Al principio, fue difícil, por si era muy latino o no. Pero soy un actor que no ha estado en esa sombra, de ‘démosle una oportunidad al latino’. Creo que todos los papeles que me han dado es porque me los he ganado”, dijo contundentemente.

Y aunque admitió que hablaba “un poquito” de español, y optó por realizar esta entrevista en inglés, también dejó claro que esa decisión no debe de ser usada como una muestra de su identidad cultural.

“Sí he tenido esa inseguridad de que me van a juzgar [por no hablar español fluido], pero si en algún momento llega a pasar, estoy 100 por ciento seguro de que la persona va a entender que soy mexicano, crecí en un ambiente cultural muy mexicano y estoy muy orgulloso de eso. Y la gente puede pensar lo que quiera de mí porque yo sé realmente quién soy”, enfatizó el actor de series como “True Blood”, “Arrow” y “Ugly Betty”, así como de la novela diurna “The Young and the Restless”.

Asimismo recordó una ocasión en la que imitó a su padre, de descendencia mexicana, mientras trabajaba.

“Hice un show hace mucho tiempo y era un boxeador. Y un día hice una impresión de mi papá, que es muy muy mexicano, pero tex-mex. Y cuando lo hice, me decían: ‘Realmente deberías de hacerlo [fingir tener un acento tan tex-mex], pero fue natural porque me estaba burlando de mi papá”, dijo entre sonrisas.

Pero lo que sí espera es entretener y sobre todo hacer pensar al público sobre el comportamiento humano con su nuevo proyecto, “Lucifer”.

“Si el show hace cuestionar a la gente, hemos hecho nuestro trabajo. Queremos hacerlos reír, llorar y llevarlos en esta travesía y y si hacemos eso, hemos logrado nuestro cometido”, dijo.

Y es que la premisa del nuevo show une a los “malos” con los “buenos”, cuando Lucifer decide dejar su trono como el rey del mal por sufrir de aburrimiento. Así que se jubila en un costoso apartamento en Los Ángeles, dónde es asesinada a una mujer.

“Todos enfrentamos fuertes decisiones en nuestras vidas y la manera en la que nosotros las hacemos es lo clave. Lucifer ha decidido unirse al LAPD [Departamento de Policía de Los Ángeles]. Pero la pregunta es: ¿nosotros tomamos nuestras decisiones [solos] o es el diablo el que nos obliga a ser malos?”, cuestionó.

Compartió que desde que leyó el programa piloto de esta serie, le fascinó la idea. Tras un largo proceso de pruebas, logró quedarse con el papel de Dan, un detective de homicidios cuya exesposa trabaja con el mismo Lucifer Morningstar, interpretado por el actor Tom Ellis.

Lucifer usará su encanto y galantería para hacer de las suyas y usará sus poderes sobrenaturales para lograr que las personas hablen de aquellos detalles y pecados que tanto ocultan.

“Me gusta mucho ver cómo está siendo acogido hasta este punto. Tú primero das lo mejor de ti, en las grabaciones, pero ahora es el momento de esperar a ver qué piensa la audiencia y esperamos que les guste. Es una serie de investigación, pero con un toque de humor. Si la gente le da una oportunidad, creo que les va a gustar”, dijo ansioso.