Madres detenidas en redadas de año nuevo escriben una carta a Obama

Le recriminan a Obama "usarlas como ejemplo" para asustar a otras familias y hacerlas más vulnerables en vez de ayudarlas a pelear sus casos.

Grupos de defensa contra la deportación, formados por vountarios, están formándose en todo el país. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Grupos de defensa contra la deportación, formados por vountarios, están formándose en todo el país. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Siete centroamericanas detenidas en las redadas del pasado 2 de enero enviaron hoy una carta al Presidente Barack Obama pidiendo ser liberadas de los centros de detención donde fueron llevadas con sus hijos después de sus arrestos en varios estados del país.

Las mujeres representan a 33 personas de 12 familias, que fueron arrestadas el fin de semana de Año nuevo y que lograron una suspensión temporal de su deportación con la ayuda de abogados del Projecto CARA Pro Bono de Detención Familiar, en el que abogados ayudan sin costo a solicitantes de asilo que están encerradas en el Centro Residencial de Dilley, en Texas (un centro de detención).

El resto de los 121 arrestados han sido deportados a sus países de origen.

Según un comunicado de CARA y del American Immigration Council, “estas mujeres aparecieron en sus audiencias y cumplieron las condiciones de su liberación y sin embargo el Departamento de Seguridad Nacional DHS se rehúsa a liberarlas mientras la Junta de Apelaciones de Inmigración considera sus casos legales.

“Somos las madres víctimas de las redadas, quienes fuimos detenidas al principio del 2016. Quisiéramos pedirle nuestra libertad de la detención injusta que usted ha impuesto para nuestras familias. ¿Por qué fuimos elegidas por usted para hacernos un ejemplo para asustar a las demás familias centroamericanas, sin importar el sufrimiento que ocasiona a nosotras y a nuestros hijos?”, reza el primer párrafo de la carta.

Las madres continúan diciendo que los agentes de ICE las llevaron “engañadas, diciéndonos que ya no teníamos derecho a ningún asesoramiento legal y con mentiras no hicieron ir con ellos a las oficinas de ICE”.

Piden al Presidente, una “respuesta para nuestros casos” y alegan que sus hijos han sido muy afectados con los arrestos. “No hemos cometido ningún delito y es injusto que n uestros hijos a tan temprana edad sepan lo que es estar en una cárcel custodiados las 24 horas”.

Lee también: ‘La Migra’ se llevó en redadas a madres que estaban con permiso legal y hasta de trabajo

Supuestamente, las redadas del 2 de enero estaban destinadas a deportar a mujeres centroamericanas que vinieron buscando refugio con sus hijos, pero que ya tenían “órdenes finales de deportacion y habían agotado los recursos legales”. Pero al parecer, muchas de las arrestadas no solo no tenían esa situación sino que además estaban en libertad bajo supervición de ICE, con brazaletes electrónicos y hasta con permisos de trabajo.

La carta completa puede leerse aquí