VIDEO: El prostíbulo marino que desenterró ‘El Niño’

El fenómeno de 'El Niño' ha desenterrado una reliquia marina en la costa de San Diego

http://KFMB.images.worldnow.com/interface/js/WNVideo.js?rnd=691060365;hostDomain=www.cbs8.com;playerWidth=630;playerHeight=355;isShowIcon=true;clipId=12171520;flvUri=;partnerclipid=;adTag=News;advertisingZone=;enableAds=true;landingPage=;islandingPageoverride=;playerType=STANDARD_EMBEDDEDscript;controlsType=overlayCBS News 8 – San Diego, CA News Station – KFMB Channel 8 Las fuertes tormentas de El Niño, que despojaron una gran cantidad de arena de las orillas de la playa Coronado, en San Diego, han desenterrado un buque histórico que pronto solo será recordado en imágenes.

//platform.twitter.com/widgets.js

Durante la marea baja del sábado pasado, los restos oxidados de la embarcación SS Monte Carlo surgieron de la arena, cerca de la Avenida de las Arenas. Joe Ditler, que ha estado estudiando el naufragio durante 30 años, estuvo presente para tomar fotos de los restos del nave marina, que aparece de vez en cuando cuando la arena es escasa.

Ditler contó a NBC Los Angeles que una feroz tormenta sacudió el Monte Carlo el 31 de diciembre de 1936, desatando sus amarras a tres millas de la costa de Coronado. Dos vigilantes tuvieron que ser rescatados de la embarcación de 300 pies. La mañana de Año Nuevo de 1937, el buque apareció en la costa de San Diego.

En los días de la prohibición, el barco era anclado en aguas internacionales para evitar las leyes estadounidenses. Las personas en busca de los juegos de apuestas, la prostitución o el whisky de contrabando tomarían barcos pequeños a la “nave pecado” para una noche de juerga, Ditler dijo al noticiero.

“Evangelistas dedicaban todos sus sermones al ‘barco pecado’ por todo el condado de San Diego y el sur de California”, denunciando las actividades impuras que se llevaban a cabo sobre el buque, explicó Ditler. Cuando el barco se hundió, los evangalistas lo acreditaron a la ira de Dios.

El barco varado, una vez conocido como el “palacio del placer”, ahora solo proporciona placer a los turistas que tienen la suerte de su avistamiento durante temporadas de mareas bajas.

Si más tormentas de El Niño azotan las costas de San Diego, Ditler espera que se desentierre aún más el SS Monte Carlo. Dijo a NBC Los Angeles que nunca había tenido la oportunidad de ver tanto del barco.