Fiscal: Exsheriff Lee Baca se declarará culpable en caso de corrupción

Tiene que ver con investigación sobre brutalidad y violación de derechos civiles en las cárceles del condado

Fiscal: Exsheriff Lee Baca se declarará culpable en caso de corrupción
El exsheriff Lee Baca anunció su jubilación en 2014 durante una investigación federal en las cárceles del condado.
Foto: Archivo / La Opinión

La oficina del Fiscal Federal en Los Ángeles ha convocado a una conferencia de prensa este mediodía donde se anunciarán detalles de un acuerdo por parte del exsheriff del condado, Lee Baca, para declararse culpable de cargos federales por mentir a investigadores federales que realizaban una indagación sobre corrupción y violaciones de derechos civiles en las cárceles del condado.

Michael Zweibeck, el abogado de Baca, le dijo al Los Angeles Times que Baca accedió a declararse culpable de un cargo de hacer una declaración falsa, lo que le significará no pasar más de seis meses en prisión.

Ante el acuerdo, las autoridades no podrán buscar más cargos contra el exsheriff.

Baca, de 73 años, quien se jubiló en 2014 en medio de la investigación federal, fungió como Sheriff de Los Ángeles desde 1998.


LEE TAMBIÉN:

Fincan cargos por corrupción contra ex altos mandos del Sheriff

Lee Baca está en la mira por su manejo del programa S-Comm

Lo que ignoraron Lee Baca y los supervisores


Un juez federal debe aprobar el acuerdo al que accedió Baca.

Hoy también se espera que un juez federal apruebe un acuerdo para poner fin al caso contra dos exagentes del Sheriff, Joey Aguiar y Mariano Ramírez, quienes fueron convictos de falsificar documentos sobre una golpiza en 2009 propinada a un reo que estaba esposado.

Ellos fueron absueltos de cargos federales de violaciones civiles y un jurado no alcanzó una decisión sobre cargos de fuerza excesiva. Los fiscales planeaban llevarlos a juicio de nuevo, pero bajo el acuerdo, se eliminará el cargo de fuerza excesiva y los agentes recibirán términos en prisión de entre 21 y 27 meses.

Aguiar y Ramírez fueron los últimos de 21 ex y actuales agentes del Sheriff en ser llevados a juicios por cargos federales en conexión con una investigación federal sobre brutalidad y otras violaciones civiles en las cárceles del condado.