Usaron su casa para filmar una película porno, sin que lo sepa

Rentó su propiedad por medio de Airbnb, pero jamás imaginó lo que harían en ella

Los anfitriones deben garantizar la limpieza de sus propiedades y prevención del COVID-19

Los anfitriones deben garantizar la limpieza de sus propiedades y prevención del COVID-19 Crédito: Cortesía | Airbnb

¿Cómo te sentirías si descubres que tu casa fue usada como escenario de una película pornográfica?

Esto le ocurrió a Kristina Knapic, quien según información de NBC4 encontró un juguete sexual debajo de su cama luego de haberla alquilado a través de Airbnb. Knapic decidió investigar quienes habían rentado la unidad, y descubrió a través de fotos en las redes sociales, que su casa había sido utilizada para filmar una película para adultos, sin su conocimiento o aprobación.

La propietaria presentó una demanda ante la corte federal, alegando que no fue informada al respecto, que ese tipo de filmación podría arruinar la reputación de su unidad de alquiler, y pidió que Michael Lucas, dueño de Lucas Entertainment, y quien rentó su unidad, le diera una parte de las ganancias del filme.

Pero a pesar de la sorpresa e indignación de la propietaria, los alquileres temporarios para filmar películas porno son una práctica común. O al menos así lo indicaron Lucas y John Thyne III, uno de los abogados de Knapic.

http://www.nbclosangeles.com/portableplayer/?cmsID=370230121&videoID=_K5nFNWT8rol&origin=nbclosangeles.com&sec=investigations&subsec=&width=600&height=360

Según un vocero de la Coalición Free Speech, que representa a la industria de filmes pornográficos, la práctica de filmar en casas particulares se debe en parte a las leyes de 2012, que requieren que los actores de este tipo de películas usen condones. El vocero de la coalición indicó a NBC4 que la legislación “empujó a las sombras” a la industria, que comúnmente filmaba en el valle de San Fernando.

Lucas admitió no haberle comunicado a la propietaria sus intenciones, pero dijo que esto es una práctica común de la industria. Entre los hallazgos de Knapic en su propiedad había un set para hacer enemas, lubricante, y esteroides masculinos en el refrigerador.

Airbnb aceptó pagar por la limpieza del lugar, y expresó cero tolerancia por este tipo de acciones.

En esta nota

Airbnb Los Ángeles pornografia

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain