Pesimismo por la marcha de la economía mundial

El FMI pide acciones a los Gobiernos para evitar la desaceleración económica
Pesimismo por la marcha de la economía mundial
La desaceleración de China, la segunda economía del planeta, afecta a todo el mundo./Getty Images
Foto: Getty Images

Cada vez que el FMI ha tenido que recalcular sus previsiones de crecimiento mundial lo ha hecho a la baja y ayer los principales indicadores de la OCDE apuntaban a que la mayoría de los 33 países miembros de esta organización van a experimentar una desaceleración económica.

El Reino Unido, Canadá y Japón presentan síntomas de menor crecimiento económico, algo que también afecta a EEUU que en los últimos años es el país que mejor evolución ha presentado. En Alemania, la principal potencia europea también se detecta tendencias de menor vigor en este sentido. La zona euro, que lleva años en crisis podría estabilizarse, según la OCDE igual que China, mientras que Rusia y Brasil continuarán su deterioro.

Son unas tendencias preocupantes porque además, dado el impacto del comercio y la globalización, es difícil aislarse de una corrección económica internacional.

El pesimismo con respecto al futuro se lleva cimentando desde hace meses cuando los países emergentes pasaron de ser motor de crecimiento a registrar fuertes reveses económicos y los mercados mundiales a tambalearse. Los Bancos Centrales de Japón y Europa están actuando decisivamente para tratar de evitar la espiral negativa.

Pero de acuerdo al FMI va a tomar más que política monetaria para enderezar la situación.

El subdirector de este organismo internacional, David Lipton, dijo el martes ante la Asociación Nacional para Economías de Negocios que  los riesgos a la baja a nivel mundial “son más pronunciados y las razones para una acción política reforzada han ganado peso”. Para Lipton, es importante que no solo haya una acción de bancos centrales sino también de políticas fiscales (es decir las que ponen en marcha los gobiernos) además de reformas estructurales.

“La recuperación económica continua pero estamos en un momento delicado y el riesgo de descarrilamiento ha aumentado”, dijo David Lipton.