Intensa pugna por emergencia económica en Venezuela

Parlamento se declara en sesión permanente ante solicitud de Maduro
Intensa pugna por emergencia económica en Venezuela
El presidente de la Asamblea Nacional (AN) por el Partido Acción Democrática (AD) Henry Ramos Allup (c) a su salida del hemiciclo de sesiones de la Asamblea Nacional en Caracas
Foto: EFE

Caracas

La pugna entre el Parlamento venezolano, por primera vez bajo control opositor, el Gobierno y el Poder Judicial siguió hoy alimentándose tras la solicitud de prórroga del decreto de emergencia nacional promulgado por el Ejecutivo para intentar sortear el descalabro económico nacional.

La unicameral Asamblea Nacional (AN, Parlamento) se instaló este domingo para declararse en “sesión permanente” hasta que decida, en no más de ocho días, aceptar o rechazar la petición del presidente Nicolás Maduro de prorrogar la vigencia del decreto que promulgó en enero pasado y que entonces fue rechazado por la mayoría parlamentaria opositora.

Pese a la definición de “sesión permanente”, el cónclave parlamentario duró pocos minutos porque de inmediato entró en receso hasta el martes, a la espera de que el Gobierno explique por qué requiere que sea prorrogada la vigencia del decreto.

Dicho decreto tuvo que ser validado en febrero por el Tribunal Supremo de Justicia tras el rechazo que recibió de la mayoría de diputados opositores, quienes por mandato constitucional deben volver a pronunciarse, esta vez sobre su prórroga por otros 60 días.

El presidente del Parlamento, el líder opositor Henry Ramos Allup, dirigió en persona la breve sesión dominical del Legislativo, que solo sirvió para declarar la “sesión permanente” e informar que Maduro les solicitó aprobar la prórroga hasta mayo del decreto que en enero declaró el estado de excepción de emergencia económica.

Ramos Allup alertó que para que el Legislativo decida se requiere de explicaciones del Ejecutivo, por lo que citó al vicepresidente venezolano, Aristóbulo Istúriz, para que el mismo martes informe las razones por las cuales debe mantenerse en vigor ese decreto.

El titular del Parlamento advirtió que la solicitud entraña “un contrasentido”, toda vez que si el decreto presidencial sigue en vigor, pese a ser rechazado por los diputados, es porque así lo decidió “inconstitucionalmente” el Tribunal Supremo de Justicia.

Por ello, dijo, “lo coherente” hubiese sido que Maduro le pidiera al mismo Supremo prorrogar su decreto, pero ya que optó por pedírselo a los diputados entonces será -evaluó- “porque ahora sí está dispuesto a informar” al respecto.

Seguridad Nacional
El Gobierno alegó en enero razones de “seguridad nacional” para requerir que los diputados recibieran las informaciones sin presencia de periodistas y, ante la negativa del Legislativo, Istúriz optó por citarlos a su despacho, lo que también fue rechazado.