¿Por qué los hombres le temen al urólogo?

El doctor Jorge Luis Rivera Herrera aclara las dudas más frecuentes de los pacientes
¿Por qué los hombres le temen al urólogo?
Foto: Shutterstock

La sola mención de la posibilidad de una visita al urólogo causa ansiedad en muchos hombres, sin tomar en cuenta que puede ser una cita que le salve la vida.

El urólogo Jorge Luis Rivera Herrera explicó que en Estados Unidos se recomienda la primera visita para examen de la próstata después de los 50 años. “Algunos hombres no van por desconocimiento y otros por cierto temor a cómo va a ser el examen, porque todavía queda esa percepción del machismo. Hay que educarse y entender que es algo prioritario”, destacó Rivera Herrera.

Rivera Herrera compartió algunos datos que debes conocer antes de tu visita al urólogo y arrojó luz sobre las dudas más comunes que tienen los pacientes.

  • Existe una idea errada de que el examen de la próstata duele y puede provocar que evacúes en medio del reconocimiento médico. El experto explicó que cuando se palpa el área del ano puede experimentarse cierta incomodidad o la sensación de necesidad de evacuar pero es algo pasajero y tolerable.
  • El examen de la próstata no requiere ninguna preparación intestinal. El paciente puede ir con ropa cómoda o de trabajo si es que la cita médica está en medio de su agenda laboral. Se le va a entrevistar, se le hará un perfil general sobre su historial y se auscultan síntomas. También se realiza un examen físico que incluye tomar los vitales, el peso y la estatura. “Se examina la genitalia, pene, testículos y escroto. Se hace exploración del abdomen y luego se hace el examen de la próstata palpando el área del ano”, explicó Rivera Herrera.
  • Según el urólogo, después de los 40 años los hombres van teniendo cambios como menos frecuencia en las relaciones sexuales, menos deseo sexual y menos calidad en la erección. “El varón no lo va a expresar, pero el urólogo va profundizando durante la evaluación médica. Poco a poco el médico va preguntando sobre el aspecto sexual. Regularmente si el paciente no se abre, al final termina diciendo cuáles son sus preocupaciones”, agregó.
  • Lo que muchas veces motiva la visita al urólogo es la preocupación que surge cuando a una persona cercana se le diagnostica cáncer de próstata, pero no es necesario esperar que haya una condición de salud para visitar al médico.
  • La sexualidad es un tema que causa ansiedad en el hombre. Por eso, tiende a llevarle a su médico preocupaciones asociadas al placer sexual y al tamaño del pene. Por ejemplo, el galeno mencionó que el tamaño del pene es algo que agobia a muchos varones. “Asocian el tamaño con el placer sexual en el acto y los agobia mucho. Por ejemplo, el varón según pasa los años va a ganar peso y el pene se esconde en esa grasa, pero no se pone más pequeño, sigue siendo del mismo tamaño”, mencionó.
  • Otra duda común referente a la sexualidad que ellos acostumbran consultar con su médico es la capacidad de tener orgasmos. Rivera Herrera aclaró que se trata de un mito esa idea de que solamente se experimenta placer sexual cuando se llega al orgasmo. Un hombre no siempre tiene que tener múltiples eyaculaciones para disfrutar de una vida sexual plena.
  • Entre algunos temas existentes pero menos frecuentes y que llevan al hombre a visitar el urólogo, Rivera Herrera mencionó la infertilidad, el deseo de revertir una esterilización, problemas de piedra en la vejiga e incontinencia urinaria.

– Liz Sandra Santiago