¿Conoces el efecto “tacón de telenovela”?

La cantante Thalía confiesa una de las mayores desventajas de haber sido una estrella de las telenovelas
¿Conoces el efecto “tacón de telenovela”?
Lucir divina 24 horas tiene su precio a la larga, y si no que se lo digan a Thalía.
Foto: Tristan Fewings / Getty

La cantante Thalía ha confesado que el precio que tuvo que pagar por saltar a la fama como estrella de telenovelas fue pasar horas y horas encaramada a tacones imposibles que eventualmente terminaron por destrozarle los pies. 

Aunque ya lleva años apartada de la pequeña pantalla, la artista ha declarado que finalmente ha tenido que elegir entre dañar irremediablemente su salud o comenzar a ponerse zapatos planos en su día a día.

“Llevar tacones debido a mi carrera ha acabado pasándole factura a mis articulaciones y a mi espalda. Realizar coreografías complicadas, movimientos de cadera de un lado a otro o tirarme al suelo de rodillas, todo ello con tacones puestos, me ha afectado mucho”, explicó la mexicana en una entrevista al portal PopSugar latina.

Todo ello, sumado a las largas horas que pasaba subida a los tacones en los rodajes de las telenovelas en las que participó.

Ahora los zapatos planos son mis mejores amigos, me los pongo todo el tiempo“, confesó.

A photo posted by Thalia (@thalia) on Dec 29, 2015 at 9:21pm PST

Aunque en su cuenta de Instagram, donde comparte muchos momentos de su rutina, es imposible encontrar una sola imagen en la que no luzca tacones o cuñas. Aunque lo cierto es que en la mayoría de imágenes viste look de trabajo, ya sea cantando o en alguna presentación de su línea de moda.

La ventaja de no llevar tacones es que Thalía puede correr sin problemas detrás de sus hijos, Sabrina (8) y Matthew (4), fruto de su matrimonio con el productor musical Tommy Mottola.

“Cuando eres madre y tienes que correr detrás de un niño de 4 años y una niña de 8, los zapatos planos se vuelven muy prácticos”, reconoció.

Los pies de la intérprete no son los únicos que han pagado por su carrera. Thalía seguró que su famosa melena también se ha resentido debido a los cardados imposibles construidos a base de laca.

“Me gusta cuidarme mucho el pelo porque literalmente me lo frieron con el calor y el daño de los rizadores, planchas, secadores de pelo y lacas”, añadió.