Tras maniatar a Stephen Curry, los Spurs ponen el ejemplo de cómo vencer a los Warriors

El 'MVP' de la NBA fue dejado en un solo triple en 12 intentos el sábado, en un posible adelanto de final de conferencia

Los largos brazos de Danny Green molestaron a Stephen Curry en esta jugada. El astro de Golden State fue controlado por la defensa de San Antonio.
Los largos brazos de Danny Green molestaron a Stephen Curry en esta jugada. El astro de Golden State fue controlado por la defensa de San Antonio.
Foto: Getty Images

Incluso los superhéroes tienen algún mal día en su trabajo.

Stpehen Curry, el estelar jugador de los Warriors de Golden State, conectó solamente uno de los 12 tiros de tres puntos que intentó el sábado en la derrota de 87-79 ante los Spurs de San Antonio en el AT&T Center.

En una temporada en que ha mostrado poderes increíbles para encestar el balón desde cualquier ángulo y distancia, Curry sucumbió ante el gran esquema defensivo del cuadro texano.

“No me dejaron sentir cómodo en ningún memento del partido, San Antonio ejerce una presión defensiva muy fuerte y no hicimos los ajustes necesarios”, dijo Curry después del partido.

La actuación defensiva de San Antonio bien podría servir como plan de acción para otros equipos que no han encontrado la manera de detener a la máquina de puntos que ha sido Golden State esta temporada.

Además de maniatar a Curry en 14 puntos, los Spurs propiciaron dominaron 53-37 en rebotes y dejaron a los Warriors en su total de puntos más bajo de la temporada.

Con su actuación del sábado, San Antonio se confirmó como la mejor defensiva de la liga al permitir un promedio de 95 puntos por partido con Kawhi Leonard y Danny Green como las anclas del equipo.

Invencibles en el Álamo

El triunfo le permitió a San Antonio mantenerse invicto en su casa con 35 victorias sin derrota (44 contando la temporada pasada).

Los Warriors llegaron al partido en el AT&T Center con un desgaste físico importante tras el juego que diputaron la noche anterior en Dallas y en el que necesitaron pisar el acelerador a fondo para vencer a los Mavericks.

Con la batalla en Dallas a cuestas, en una arena que se ha convertido en fortaleza infranqueable y ante un equipo con una defensiva impresionante, Golden State terminó por sucumbir.

El partido del sábado bien pudo ser el anticipo de la serie final de la Conferencia Oeste en los playoffs de la NBA.

Con marca de 62-7, los Warriors se mantienen como el mejor equipo de su conferencia mientras que los Spurs, con récord de 59-10, los persiguen muy de cerca.

La historia de la temporada regular entre Golden State y San Antonio no terminó con el juego del sábado ya que ambos equipos se volverán a enfrentar dos veces antes de que inicien los playoffs.

El jueves 7 de abril, los Warriors recibirán a los Spurs y el domingo 10 el equipo de la Bahía regresará a la duela de los texanos.

La historia continúa.