Comunidad latina indignada con mexicana que apoyó públicamente a Trump

"Me han dicho de todo: que tengo el nopal en la frente, la mexicana que se cree gringa", relató Betty Rivas, quien también recibió llamadas telefónicas en su negocio de todo tipo, incluso amenazas
Comunidad latina indignada con mexicana que apoyó públicamente a Trump
Foto: Captura de KGUN

Miembros de la comunidad latina en Arizona están indignados con la inmigrante y empresaria mexicana Betty Rivas, quien apareció en un mitin del precandidato republicano Donald Trump con el cartel “Latinos apoyan a D. Trump”.

La imagen de la mexicana abrazada por Trump provocó ira entre miembros de la comunidad latina en Arizona quienes se sintieron “traicionados” por una de los suyos, cosa que demuestra la marcada división ideológica existente entre los seguidores y opositores del candidato que cada vez con más frecuencia terminan en violentos enfrentamientos.

Tras el suceso, el restaurante de comida mexicana Sammy’s, propiedad de Rivas, en la población de Catalina al norte de Tucson se ha convertido en el “centro” del debate migratorio en las redes sociales que pedían su boicot.

“No soy racista, yo soy una mujer trabajadora”, dijo a Efe Rivas mientras trabajaba en su restaurante.

La mexicana, junto con su esposo e hijos acudió el pasado sábado a un mitin en la ciudad de Tucson con una pancarta que rezaba “Latinos support D. Trump”, la cual llamó de inmediato la atención del precandidato republicano que inició su campaña a la Presidencia el verano pasado calificando a los mexicanos como “criminales y violadores”.

“Creo que vivimos en un país democrático, es un país de libertad, no estoy en Cuba para que me digan a donde ir o por quién votar”, respondió la inmigrante, originaria de Ciudad Obregón en Sonora, México, a las fuertes críticas que ha recibido en su página de Facebook.

“Me han dicho de todo: que tengo el nopal en la frente, la mexicana que se cree gringa”, relató.

En su negocio también recibió llamadas telefónicas de todo tipo incluso la amenazaron por lo que tuvo que reportarlo a las autoridades.

Aclaró que ella escribió “Latinos” refiriéndose a su familia, pero está convencida que las mismas críticas hubiera recibido si hubiera escrito “Yo soy latina y apoyo a Trump”.

Aclaró que a pesar de haber escrito eso, no comparte todas la ideas de Trump, sobre todo los que se refieren a los mexicanos como criminales y tampoco está convencida que pueda construir un muro fronterizo con México.

“Para hacer un muro primero tiene que convertirse en presidente y después el Congreso debe aprobarlo”, manifestó.

Aseguró que su única intención fue ir a conocer a Trump, un hombre al que considera como “muy inteligente”.

Muchos latinos, especialmente mexicanos, hicieron un llamado en las redes sociales para boicotear el restaurante de Rivas; sin embargo, la mexicana aseguró que en los últimos días su negocio no ha dado abasto por los clientes que llegaron ahí para demostrarle su apoyo.

Rivas podría ser una de las pocas latinas que apoyan a Trump, porque según una encuesta de Gallup dada a conocer la semana pasada, el 77 por ciento de los latinos ven al precandidato conservador de una forma desfavorable, comparado con solo un 12 por ciento que tienen una opinión positiva del magnate.

El porcentaje de Trump es mucho peor que el del candidato presidencial republicano del 2012, Mitt Romney, quien logró obtener solo el 27 por ciento del voto latino.

Las retórica antiinmigrante y las controvertidas declaraciones en contra de las mujeres, minorías y refugiados de Trump, que se perfila como uno de los favoritos para ganar la nominación republicana a la Casa Blanca, han sido “combustible” para que cada vez más actos violentos se vean durante sus presentaciones.

En Tucson, la semana pasada un hombre fue golpeado y pateado por uno de sus seguidores mientras protestaba en contra del magnate.

Por su parte, la directora de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona, Isabel García, declaró a Efe que están preparando una queja formal ante la ciudad por lo que considera como falta de “ética” de miembros del Departamento de Policía de la Ciudad de Tucson (TPD), quienes, según asegura, publicaron en sus páginas en redes sociales una fotografía con Trump en medio de ellos.

García, quien también es abogada, representa actualmente a una mujer que fue arrestada durante la protesta por el solo hecho de señalar ante la policía a un hombre seguidor de Trump que previamente la había golpeado por la espalda, según asegura.

Trump fue el ganador por un amplio margen de las elecciones primarias republicanas el pasado martes en Arizona, demostrando que su mensaje fue bien recibido por los votantes más conservadores de un estado caracterizado por atacar a los inmigrantes indocumentados.

Diversas organizaciones a nivel estatal culpan al magnate de fomentar el sentimiento antiinmigrante en Arizona, lo que aseguran está impulsando actualmente una serie de medidas en la legislatura estatal que penalizan a los inmigrantes indocumentados y las ciudades que los “protegen”.

?>