Padre de uno de los ‘Porkys’ dice que confesaron bajo amenaza

Los cuatro jóvenes acusados de violación en Veracruz
Los cuatro jóvenes acusados de violación en Veracruz
Foto: Video

México

Los cuatro jóvenes acusados de la violación de una menor en el estado mexicano de Veracruz confesaron el delito ante el padre de la presunta víctima, en un vídeo difundido en internet, en una reunión en la que este iba armado y les amenazó, reveló hoy Héctor Cruz, padre de uno de los chicos.

“En esa reunión hubo golpes, gritos y amenazas. (…) El señor Fernández (padre de la joven) iba armado y era un lugar muy cerrado”, dijo Cruz en entrevista con Radio Fórmula.

Su hijo Diego está acusado junto a Enrique Capitaine, Jorge Cotaita y Gerardo Rodríguez de abusar sexualmente y violar a la menor Daphne en enero de 2015 en la localidad de Boca del Río, en el oriental estado de Veracruz.

En abril de ese año, en una grabación que se publicó en redes sociales a finales del pasado marzo, aparecen tres de los jóvenes y dos de ellos se disculpan.

“Daphne, desde el más fondo de mi corazón te pedimos una disculpa, sé que no lo podemos cubrir, pero estamos muy arrepentidos (…) Estábamos muy mal y fue un error”, reconoce uno de los jóvenes.

No obstante, el padre de Diego Cruz señaló hoy que este vídeo en el que reconocen los hechos -que grabó el padre en un encuentro con los jóvenes y sus familiares el 28 de abril- se tomó bajo amenazas y en una reunión “extremadamente violenta”.

El día siguiente hubo una segunda reunión en la que Javier Fernández, el padre de la joven, no iba armado pero hubo “mucha amenaza”.

Según su versión, este les dijo que “por 4.000 mil pesos (224,8 dólares) nos podría matar”, pues tenía un hermano en el crimen organizado, explicó Cruz.

En medios locales, estos jóvenes son conocidos como “Los Porkys de Costa de Oro” y apodados “mirreyes” (por ser jóvenes de la elite) por pertenecer a familias adineradas, y se les relaciona con varios delitos cometidos en la región, como la agresión sexual a otras chicas.

“(Mi hijo) está muy afectado por algo que realmente no hizo. Él no hizo nada y se siente muy afectado, acusado y amenazado”, señaló hoy Cruz, quien negó categóricamente que su hijo hubiera violado a Daphne, y dudo de la versión de ella.

Según su relato de los hechos, la joven subió al automóvil de Enrique Capitaine al salir de una discoteca, donde se encontraban los otros tres jóvenes.

Capitaine fue a su domicilio por más dinero y así seguir la fiesta, pero su padre le impidió continuar con el plan, y Daphne fue llevada a su casa.

“Hay una mecánica de hechos apoyada por los testigos que estuvieron ahí presentes”, señaló Cruz, quien dijo sentirse “protegidos por las leyes”.

Explicó que su hijo se encuentra actualmente en Bilbao, España, arreglando un asunto académico, pero que tiene billete de vuelta a México para el próximo 23 de abril, y que está previsto su regreso.

La semana pasada el fiscal del estado mexicano de Veracruz, Luis Ángel Bravo, dijo que la investigación que se abrió sobre cuatro jóvenes, señalados como presuntos agresores sexuales de una menor, marcha en tiempo y forma e indicó que, sin una orden judicial, no puede restringir la libertad de ninguno.

El padre de Daphne interpuso una denuncia ante las autoridades en mayo de 2015, quince días después de la grabación en la que los jóvenes se autoinculpan.