Director de ‘Jungle Book’ nos cuenta todo sobre la magia detrás del filme

Jon Favreau, realizador de 'Iron Man 1 & 2', revoluciona el mundo del cine con la nueva versión de 'The Jungle Book', una fantasía en 'imagen real' con muy pocos elementos reales
Director de ‘Jungle Book’ nos cuenta todo sobre la magia detrás del filme
Mowgli y Baloo (el oso) en una escena de 'The Jungle Book', que se estrena este fin de semana.
Foto: Disney Enterprises

Desde “Cinderella” hasta “Beauty and the Beast”, pasando por “Alice in Wonderland”, “Pete’s Dragon”, “Dumbo”, “Maleficent” (inspirada en “Sleeping Beauty”), “Pinocchio”, y la recién anunciada “Peter Pan”, entre otras, son algunas de las películas clásicas que ahora los estudios Disney ha convertido, o planea hacerlo, en producciones en imagen real.

The Jungle Book“, que se estrena este fin de semana, se une a tal grupo, y lo hace desde una perspectiva algo distinta, porque “imagen real” es una expresión que no se ajusta muy bien al producto final.

El filme, inspirado en el clásico animado de 1967 (y que es recordado por ser el último que parcialmente supervisó sl mismo Walt Disney antes de morir, y también por sus legendarios temas musicales y carismáticos personajes), prácticamente es un efecto visual de principio a fin, con solo su estrella principal el joven actor Neel Sethi, neoyorquino de 12 años, realmente “real”, valga la redundancia.

El resto es una maravilla visual, un paso de gigante en el mundo de la creación de efectos visuales.

Hablamos con Jon Favreau, su director, también nacido en Nueva York, responsable también de filmes como “Iron Man”, “Iron Man 2”, “Chef”, “Elf” y, dicen… la continuación de “The Jungle Book” que Disney parece tener planeada para unos años (también tiene en su agenda, “Magic Kingdom”, inspirada en los parques de atracciones de la compañía).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ‘The Jungle Book’ luce como nuevo 47 años después

Desde el primer día, ¿estabas seguro que esta película se podía hacer desde una perspectiva técnica?

Sí. La parte técnica nunca me da miedo, porque en cada película que he hecho siempre ha habido algo que no he entendido. Tanto en “Elf” como en “Iron Man”, siempre existen desafíos. Pero en el mundo del cine uno se puede rodear de gente muy inteligente, que es más lista que tú, y que te enseñan lo que debes aprender. Lo que sí me preocupó es si podía hacer algo con esta película, porque me encanta la de 1967: no sabía si podía añadir algo a esa historia… Una vez pensé en el aspecto tecnológico, envié [a los estudios Disney] un argumento inicial, que era mucho más cercano al filme animado que a los libros de [Rudyard] Kipling [en los que se basan los filmes] y que era lo que el estudio estaba pensando en hacer. Pensé que el público conoce muy bien la película animada y se mostaría defraudado si no respetábamos su legado.

¿Qué elementos del filme animado tuviste que dejar de lado?

Un musical para niños no funcionaría en este formato… Sí nos basamos en “The Jungle Book”, pero también echamos un vistazo a “The Lion King” y “Snow White” y “Bambi”. Y por supuesto “las 5 películas” que todo el mundo considera que son las mejores de Walt Disney: “Pinocchio”, “Dumbo”, “Fantasia”, “Bambi” y “Snow White”, porque esos filmes se hicieron pensando en los niños y en los adultos, todas ellas tuvieron grandes presupuesto, para su época, y contaron historias con muchos elementos mitológicos. Esa es la combinación que quise crear.

Pero la música es muy importante en tu filme. La banda sonora de John Debney es maravillosa…

Sí, gracias. Trabajé con él en “Elf” y lo elegí desde el primer momento. Su padre trabajó en “Snow White”, con Walt. Él recuerda jugar con el niño que prestó su voz a Mowgli en la película original, en los estudios [en Burbank], y creció observando a los hermanos Sherman [“Mary Poppins”, “The Jungle Book”] escribir música. Además, conoció a Walt Disney en persona. Así que sabía que tenía en su corazón, en su subconsciente los ingredientes [para hacer la música del filme] y hacer algo especial… Le pedí que incluyera melodías de la película original en la banda sonora… creo que con ello canalizó la emoción que sentimos cuando escuchamos esas canciones, pero las elevó con el uso de la orquesta.

Mowgli y Kaa (voz de Scarlett Johansson) en 'The Jungle Book'.
Mowgli y Kaa (voz de Scarlett Johansson) en ‘The Jungle Book’.

La primera vez que Neel Sethi actúa. Y en un proyecto tan complicado… Es increíble.

Yo soy un padre, así que estoy acostumbrado a lidiar con niños. Y él es muy inteligente. Lo que hay que hacer es no tratarlos como inferiores. Traté de que no adoptara malos hábitos como actor, que se mantuviera honesto con el personaje… No hay que ser perfecto todo el tiempo, sino que de vez en cuando se vale con que el actor me dé momentos increíbles. Y Neel me dio muchos de esos momentos.

Su actuación es tan natural…

¡Y además se parece a Mowgli! Eso es lo que me gustó de él: convirtió a Mowgli en un niño de carne y hueso.

Este fin de semana se estrena el filme. La gente hablará de la taquilla del filme. ¿Te parece que hoy en día hay demasiado interés en esos aspectos de la industria?

Los medios y las redes sociales no sólo afectan al cine, sino a la política, a todo. Es el momento que nos ha tocado vivir. No deseo vivir en otras épocas. Lo único por lo que quiero luchar es por mantener el cine y los cines relevantes, porque es muy atractivo quedarse en casa, pero ir al cine es un evento. Y hay que hacer películas que sólo se pueden disfrutar en el cine. Un filme como “The Jungle Book”, con el 3D, Imax, Dolby Vision… apuesta por la experiencia comunitaria. Hay que animar a la gente a ver películas en el cine.

Neel Sethi, izq., es Mowgli, en esta escena al lado de Bagheera (voz de Ben Kingsley), en 'The Jungle Book'.
Neel Sethi, izq., es Mowgli, en esta escena al lado de Bagheera (voz de Ben Kingsley), en ‘The Jungle Book’.

Durante los últimos meses se ha hablado mucho del problema que Hollywood tiene con la diversidad…

Es algo que se está arreglando, pero no con la rapidez necesaria. Hay películas como “Star Wars: The Force Awakens”, donde se eligieron a los mejores actores sin caer en los malos hábitos pasados, porque el público quieren ver historias contadas por gente de alrededor del mundo. Este es un mundo pequeño, más que nunca, y pensar que sólo se pueden contar historias desde la perspectiva de un demográfico es anticuado. Una vez todo el mundo tenga la oportunidad de contar historias, historias diversas, nuevas voces emergerán. Todo empieza dando una oportunidad.

https://s.graphiq.com/rx/widgets.js

Data curated by PrettyFamous