La cifra millonaria que pagó el FBI por entrar en el iPhone del pistolero de San Bernardino

El director del FBI, James Comey, reveló que ha sido "mucho" y calculó que es más de lo que le pagarán a él hasta que deje el cargo dentro de más de siete años. Hicimos las matemáticas y este es el resultado
La cifra millonaria que pagó el FBI por entrar en el iPhone del pistolero de San Bernardino
Syed Farook y su esposa fueron identificados como los principales sospechosos de la masacre en San Bernardino.
Foto: Impremedia

A mediados del mes de abril se supo cómo el FBI consiguió entrar en el teléfono iPhone de uno de los atacantes de San Bernardino en el que murieron 14 personas. Lo hizo gracias a la ayuda de hackers profesionales.

Acababa así el misterio sobre cómo finalmente la agencia estadounidense había conseguido burlar los métodos de seguridad puestos por Apple en su dispositivo sin tener que recurrir a la firma de Copertino.

Pero quedaba otra duda que ahora ya tiene respuesta: ¿cuánto pagó el FBI por “acceder a la información” que decía era necesaria para avanzar en las investigaciones?

Ha sido el propio director del FBI, James Comey, quien en un fórum en Londres ha revelado (de cierta manera) la suma: más de un millón de dólares.

Cuando un moderador del encuentro le preguntó por la cifra que habían desembolsado, Comey no dio el monto exacto pero sí precisó que fue más de lo que el ganará en lo que le queda al frente de la agencia. Con este dato, las matemáticas son sencillas:

– según datos del FBI, el salario del director es de 183,000 dólares al año.

– el propio Comey dijo en la respuesta que le quedan siete años y cuatro meses.

Una simple multiplicación deja el total aproximadamente en 1.3 millones de dólares.

Commey reconoció que estos números son “mucho” pero defendió el pago porque “según mi opinión, merece la pena”.

Por primera vez, el FBI ha dado un dato sobre este tema. Hasta ahora, se había negado a dar cualquier tipo de información sobre la cantidad pagada.

El pasado 13 abril, el diario Washingont Post reveló que el FBI pagó a hackers profesionales para entrar en el teléfono de Rizwan Farook, quien junto con su esposa Tashfeen Malik dejaron 14 muertos y decenas de heridos tras un tiroteo en la ciudad de San Bernardino (California).

La fabricante de los iPhone se negó a colaborar con las autoridades para darles acceso a la información que contenía el teléfono y se desencadenó así un debate sobre la seguridad y la privacidad en el que numerosas tecnológicas se pusieron del lado de Apple.