¡Otra vez! Contingencia ambiental en el Valle de México

Deja de circular el 40 por ciento del parque vehicular
¡Otra vez! Contingencia ambiental en el Valle de México
Se levaron los índices d contaminación.
Foto: EFE

México – A casi un mes de que fueran reforzadas las medidas anticontaminantes en el Valle de México, se activó desde la tarde de lunes la fase uno de contingencia ambiental por ozono, debido a la falta de dispersión de los contaminantes precursores de esta sustancia.

“Por esta circunstancia y con fundamento en el Programa para Contingencias Ambientales Atmosféricas se informa a la población que se activa la fase I de contingencia ambiental atmosférica por ozono en la Zona Metropolitana del Valle de México”, anunció la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) en un boletín.

La tarde del lunes se reportó una concentración máxima de 161 puntos en el Índice de Calidad del Aire en la demarcación Benito Juárez, superior a los 150 puntos establecidos para dictaminar la primera fase de la contingencia.

En otras cinco demarcaciones -Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Magdalena Contreras e Itzacalco- y en el municipio de Huixquilucan también se registró una “muy mala” calidad del aire, la mayoría 158 puntos.

Se restringe la circulación de autos en el Valle de México.
Se restringe la circulación de autos en el Valle de México.

Por ello, este martes todos los vehículos, incluidos los de carga, con terminación de matrícula 1, 2, 7 y 8 no podrán circular por las calles.

Además, “la industria de competencia federal y local que se encuentre en la zona metropolitana de los sectores cementero, farmacéutico, químico, hidrocarburos, generación de energía eléctrica, así como aquellas que utilicen solventes en sus procesos de manufactura, deberán reducir entre el 30% y el 40% de sus emisiones a la atmósfera”, agregó el boletín.

También suspenderán actividades las estaciones de servicio de gasolina que no tengan instalado y funcionando su sistema de recuperación de vapores.

Esta mala calidad del aire es atribuida a la estabilidad atmosférica que hay en la zona y lleva a que haya viento débil y, por tanto, poca dispersión de contaminantes.

Además, “la intensa radiación y alta temperatura contribuyen a un aumento en la actividad fotoquímica en la atmósfera que contribuye a la formación del ozono”.

La Ciudad de México ha afrontado desde principios de año varios periodos con niveles de contaminantes en el aire extremadamente altos.

A mediados del pasado marzo se alcanzaron los 203 puntos Imeca (Índice Metropolitano de la Calidad del Aire), lo que llevó a que se decretara la primera contingencia ambiental en el Valle de México desde 2002.

Desde el endurecimiento del programa Hoy No Circula, los automovilistas han manifestado su inconformidad ya que a pesar de que han dejado circular un importante número de autos desde el pasado 5 de abril, los niveles de contaminación no ha mejorado.

Sin embargo las autoridades de la Ciudad de México y del Estado de México insisten en el endurecimiento de las medidas anticontaminantes en ese rubro.