Hombre que portaba pistola de balines murió a manos de la policía

Autoridades en Long Beach investigan un mortal enfrentamiento entre un hombre y agentes del orden

El hombre murió luego de ser baleado a muerte por agentes de la Policía de Long Beach.
El hombre murió luego de ser baleado a muerte por agentes de la Policía de Long Beach.
Foto: Captura / ABC7

Un sospechoso, que falleció este sábado en un enfrentamiento con miembros del Departamento de Policía de Long Beach (LBPD), fue identificado por la oficina del médico forense y autoridades revelaron nuevos detalles sobre el mortal incidente.

Lionel Gibson, de 21 años y residente de Long Beach, fue nombrado como el sujeto que murió luego de ser baleado por agentes del LBPD, en un altercado que se registró el 7 de mayo en una zona residencial.

Agentes al frente de la investigación además indicaron que el arma que portaba el fallecido fue examinada e identificada como una pistola de aire comprimido.

Pistola de balines que portaba Lionel Gibson.
Pistola de balines que portaba Lionel Gibson.

La muerte de Gibson se produjo la tarde del sábado cuando residentes sobre la avenida Locust y la calle 21, alertaron a las autoridades sobre la presencia de un hombre que parecía portar un rifle de asalto.

Patrullas fueron movilizadas a la zona y según reportó el LBPD, agentes uniformados enfrentaron al sospechoso, que hablaba con tres sujetos dentro de un automóvil. Los policías le ordenaron al hombre que alzara sus manos al aire, pero el sospecho no cumplió con estas instrucciones.

De acuerdo con el testimonio de los oficiales en la escena, el sospechoso intentó alcanzar su arma y abrieron fuego contra el hombre.

Gibson murió en la escena a raíz de sus lesiones y posteriormente los investigadores comprobaron que el arma en su posesión era una pistola de aire comprimido (una réplica de un rifle de asalto).

La investigación sobre la muerte de Lionel Gibson continúa en pie y los nombres de los agentes que participaron en el incidente no han sido revelados. Tampoco se ha confirmado si el suceso podría tratarse de un caso de abuso policíaco.