Fin de curso, principio del camino

La mayor parte de empleadores buscan graduados en estudios superiores
Fin de curso, principio del camino
El 67% de los latinos que acabaron High School el año pasado se matricularon en educación superior./Shutterstock
Foto: Shutterstock

No solo son los exámenes, estudios y tareas. Es lo que está por delante lo que quita el sueño a muchos estudiantes que están a pocas semanas de graduarse del high school. Se cierra una etapa y se abre otra en la que considerar muchas alternativas que no siempre son fáciles (ni baratas).

A pesar del costo que tiene, la enseñanza superior es el camino más seguro para encontrar un buen trabajo. Según la guía de Tendencias de Reclutamiento 2015 -2016 elaborada por la Universidad del Estado de Michigan, el 50% de los empleadores que buscan graduados “associates y bachelor” son los que planean incrementar las contrataciones. Algo más del 40% de las empresas que contratan a graduados con masters o MBA tienen intención de ampliar sus plantillas.

Según este mismo informe, el 51% de los empleadores buscan empleados en universidades públicas y el 40% en las privadas con programas de cuatro años. El 67% de ellos en instituciones con programas de graduación para bachelors. En el caso de las instituciones con altos índices históricamente de minorías los porcentajes bajan. Hasta un 15% en el caso de las hispanas.

¿Qué hicieron los estudiantes  que dejaron el high school el año pasado?

Según el departamento de Trabajo, de los tres millones de jóvenes graduados en 2015, 2.1 millones (el 69.2%) se matricularon en la Universidad, dos tercios de ellos en programas de cuatro años. En los últimos dos años fueron las mujeres las que más decidieron optar por esta vía (el 72.6% frente al 65.8% de los hombres) y por comunidades la afro americana y la latina la que menos. En el caso de esta última, el 67%  de ellos se matriculó.

Quienes decidieron buscar trabajo tuvieron suerte solo a medidas. Literalmente, porque el 58% encontraron trabajo en un mercado laboral en el que se ha reforzado mucho el empleo en sectores como la hostelería, los restaurantes, el comercio al por menor y otros empleos de bajos o medios ingresos.

El 13% de los graduados en high school el año pasado son ninis. Ni estudian ni trabajan y casi el 18% de ellos son hispanos.

Carga pesada

Un título universitario es como un pasaporte laboral. Permite llegar más lejos. El problema es que cada vez es más caro y deja a los recién licenciados con un profundo agujero en sus finanzas. Actualmente 40 millones de americanos deben más de $1.2 billones en préstamos estudiantiles y quienes dejen las facultades este año solo van a añadir ceros a esta cifra.