LAUSD: La importancia de las Comunidades Restaurativas

Este enfoque sobre la disciplina es esencial para el desarrollo de ambiente y cultura saludable en las escuelas
LAUSD: La importancia de las Comunidades Restaurativas
Foto: Araceli Martinez / La Opinión

Somos maestros orgullosos al servicio de los estudiantes del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) que en trabaja en colaboración  con el Partnership for Los Angeles Schools, una organización sin fines de lucro que procura mejorar 17 escuelas históricamente marginadas en el LAUSD y ampliar su éxito para influir en el distrito en general.

Estamos dedicados a nuestro trabajo de educadores de justicia social, y por esta razón salimos de los salones de clase a fin de resaltar una práctica fundamental que hace falta en la conversación de educación en Los Ángeles.

En las siguientes semanas, miembros de la comunidad en todo el LAUSD compartirán información importante que guiará el proceso de fondos para las escuelas, conocido como el Plan de Responsabilidad del Control Local (LCAP). En el LCAP se incluye apoyo para el ambiente escolar, o un medioambiente donde la comunidad escolar, especialmente los estudiantes, se sienten seguros y comprometidos en su camino hacia la graduación.

En nuestra escuela, Méndez HighSchool en BoyleHeights, hemos visto mejoras sorprendentes en nuestra cultura escolar debido a la gran inversión en las Comunidades Restaurativas, una forma de enfrentar los problemas disciplinarios,  las cuales se pueden beneficiar todas las escuelas, cuando se disponen de los fondos y la flexibilidad adecuada.

Este año, el Partnership desarrolló un papel de liderazgo en las Comunidades Restaurativas para maestros. Observamos a nuestros colegas en prácticas restaurativas, muchas veces llegando hasta las lágrimas, siendo testigos de las traumáticas experiencias de alumnos de 5º grado en los círculos – una práctica en la que participamos en nuestro propio plantel escolar. Los círculos de saneamiento han cambiado completamente la forma en que resolvemos los conflictos y desacuerdos en nuestra escuela. Pero, lo más importante es que cuando nuestros estudiantes se sienten que se les ha escuchado y aceptado, las puertas del éxito académico se abren. Nosotros nos sentimos igual.

Nuestra comunidad también demuestra pasión por la educación de nuestros jóvenes y las escuelas del Partnership continúan trabajando con colaboradores de la comunidad tales como Inner City Struggle, The California Conference for Equality and Justice, Social Justice Learning Institute, California Endowment y con la integrante de la Junta Escolar, Mónica García, para derrumbar la línea proyectada de escuela a prisión en Méndez y escuelas similares.

Para que las escuelas del distrito verdaderamente se beneficien de las prácticas restauradoras, necesitamos dedicar fondos adecuados de LCAP al programa – distribuirlos equitativamente en base a las necesidades del estudiante – y utilizar la flexibilidad que nos da ese dinero en base a cada visión y plan escolar. Animamos a los miembros de la comunidad a unirse a nuestra voz en esta conversación y así verdaderamente cultivar las Comunidades Restaurativas.