Nuevos votantes en California hacen dificil predecir lo que ocurrirá entre Hillary y Bernie el martes

Diversos sondeos han proyectado diferentes resultados para la primaria del 7 de junio. Pero con el tamaño del electorado y 2 millones de nuevos registros, será muy difícil aproximar la única realmente válida: el voto de los que realmente participen

El precandidato Bernie Sanders realiza uno de sus mítines de campaña en Palo Alto, California este miércoles.
El precandidato Bernie Sanders realiza uno de sus mítines de campaña en Palo Alto, California este miércoles.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Hace unos días, una encuesta en California halló que los precandidatos Hillary Clinton y Bernie Sanders estaban virtualmente empatados (46% a 44%) en el estado, pero otra encuesta, aparecida más recientemente, muestra a Clinton con una aplastante ventaja sobre su contrincante (51-38).

¿De qué se trata esto?

Los expertos en estadística y elecciones advierten que las encuestas tomadas en el mismo estado pueden variar mucho dependiendo de la forma en que se hacen y que, la forma correcta de analizarlas es sumándolas y haciendo un promedio.

Tomando en cuenta todas las encuestas que se han hecho en California sobre la competencia presidencial demócrata, incluyendo las dos arriba mencionadas, el promedio de todas ellas pone a Hillary Clinton arriba con un 8% de ventaja.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

“Los medios han sido irresponsables”, señaló, con un tono algo indignado, la analista política Sherry Bebitch Jeffe, profesora de política en la Universidad del Sur de California. “Han tomado encuestas individuales como si fueran la Biblia, y no lo son”.

En California, además, las encuestas pueden ser muy volátiles en esta ocasión por varias razones, explican los analistas.

Llegado el martes, el resultado en California puede ser muy diferente a lo que las encuestas han mostrado –como ocurrió ya en algunos estados- debido a, entre otras cosas, los casi 2 millones de nuevos votantes registrados o con cambios en el registro.

Es muy difícil predecir cómo va a votar ese nuevo electorado. Mucho de ese aumento se ha dado entre los jóvenes y la pregunta es si, llegada la hora, irán a votar.

Bill Wallen, experto del Instituto Hoover que realizó la última encuesta, dijo que todo “dependerá de quien deposite su voto de aquí al martes”.

Sanders tiene ventaja entre los llamados votantes “sin partido”, que pueden votar en las primarias demócratas si tomaron el tiempo de pedir la boleta de ese partido antes de la fecha límite.

“Cuantos independientes votarán en la primaria demócrata, o cuantos podrán votar”, dijo Whalen.

El senador de Vermont está apostando a un triunfo o por lo menos un empate en California, para ganar un gran número de los 475 delegados que están en juego sólo aquí (aparte de primarias en otros cuatro estados, incluyendo Nuevo México, también el próximo martes).

Sin embargo, es posible que aún así le sea imposible alcanzar a Hillary Clinton debido a la ventaja de ella en delegados comprometidos y en los llamados “superdelegados”, líderes partidarios previamente favorables a la ex secretaria de estado.

Durante un mítin en Newark, New Jersey, estado que también vota el próximo martes 7 de junio en primarias presidenciales, Hillary Clinton hace campaña con el cantante Jon Bon Jovi, quien la apoya (Photo by Spencer Platt/Getty Images)
Durante un mítin en Newark, New Jersey, estado que también vota el próximo martes 7 de junio en primarias presidenciales, Hillary Clinton hace campaña con el cantante Jon Bon Jovi, quien la apoya. Foto:  Spencer Platt/Getty Images

Para Raph Sonenshein, director del Instituto Pat Brown en Cal State LA, aún si Clinton se corona el martes como “virtual nominada” del partido demócrata, Sanders seguirá “tratando de empujar el partido hacia la izquierda y tener un rol importante en la convención nacional”.

¿Por qué seguir compitiendo si las probabilidades de hacerse con la nominación no son las mejores?, preguntamos a Sonenshein. 

“Es obvio que Sanders ha querido seguir elevando con fuerza sus ideas y así lo ha hecho”, dijo Sonenshein. “Puede llegar muy pronto el momento en el que tenga que desilusionar a sus seguidores al reconocer que Clinton le ha ganado, pero si tiene una visión de futuro, quizá quiera impulsar a otros candidatos de su movimiento a otros puestos más adelante”.