Quién era Christina Grimmie, la estrella de YouTube asesinada a los 22 años

La joven de 22 años tuvo desde 2009 un gran ascenso en su carrera musical, con una gran popularidad en internet y con un talento que la puso en la final del programa 'The Voice' y encaminada a una gran carrera
Quién era Christina Grimmie, la estrella de YouTube asesinada a los 22 años
"Es injusto que no esté acá, vamos a cantar una canción en su honor" expresó Levine.
Foto: Kevin Winter / Getty Images

“Los caminos difíciles a menudo conducen a hermosos destinos”, dice una frase que compartió horas antes de su muerte. “Tanto el viaje como el destino pueden transformarte”, añadió ella.

Christina Victoria Grimmie, la joven compositora y cantante de 22 años que murió asesinada el viernes en Orlando (EE.UU), vivió seis años de su carrera musical en un camino lleno de emociones.

La joven nacida el 12 de marzo de 1994 en Nueva Jersey saltó a la fama a través de YouTube, donde era incluso conocida como “la reina” de los cantantes jóvenes en el portal de videos.

Con el sobrenombre de Zeldaxlove64, el mundo descubrió la apasionada voz de Christina desde 2009 principalmente con interpretaciones de éxitos y algunas de sus propias composiciones.

Su éxito en YouTube fue tal que a sus 17 años lanzó su primer disco, Find Me, que incluía canciones de su autoría como el tema principal Advice. Su canal superaba entonces el millón de suscriptores.

“Toco el piano en cada uno de mis videos. No me gustan los instrumentos por computadora, me gusta que salgan de mí. Se sienten más originales también”, decía Christina.

Brian Teefey, el padrastro de Selena Gomez, descubrió la voz de Christina y contactó a través de Mark, su hermano mayor y quien era la persona más cercana a la joven, según un relato biográfico en IMDB.

Para la gira Stars Dance de Selena Gomez, en 2013, Christina se encargaba de las aperturas en los conciertos.

Su cabello negro, ojos delineados, camisetas de “gamer” —su videojuego número uno era Zelda— la hacían popular entre los jóvenes y adolescentes.

COBERTURA ESPECIAL: CHRISTINA GRIMMIE

The Voice 2014

El episodio que redefinió su carrera musical fue su aparición en el versión estadounidense del programa The Voice, en donde hizo su primera audición ante los jueces en 2014.

Se ubicó en medio del escenario y con su potente voz interpretó las primeras letras de Wrecking Ball, de Miley Cyrus, lo que dejó boquiabiertos a jueces como Usher, Shakira y Adam Levine.

Con sus 20 años se sumó al equipo de Levine y en las siguientes etapas cantó canciones de diverso estilo como Counting Stars, Hold On We’re Going Home y Some Nights, entre otras.

Para la ronda final, interpretó nuevamente Wrecking Ball, Somebody That I Used to Know (al lado de Levine) y Can’t Help Falling in Love.

Finalmente quedó en el tercer lugar del concurso, pero con el reconocimiento que ahora tenía de los seguidores del popular programa en Estados Unidos y más allá.

La red, su vida

Su talento y popularidad le valieron a Christina varias ofertas de contrato, entre ellas la del sello del propio Adam Levine, pero su última compañía fue Island Record.

Antes, en 2013, ya había lanzado su primer álbum completo titulado With Love, que contenía 11 canciones. Para 2014 lanzó The Complete Season 6 Collection, una recopilación de sus interpretaciones en The Voice.

Una voz “apasionada” fue como el cantante Adam Levine describió el estilo de Christina cuando la descubrió en 2014.

Tan solo con su talento mostrado en YouTube, también apareció en programas de televisión como So Random! de Disney, y también en el programa de Ellen DeGeneres.

Una de sus canciones más famosas es Must be love, tema que en tres versiones en YouTube acumula más de dos millones de reproducciones.

Además de los tres millones de suscriptores en el portal de videos, los fans de Christina ya eran otros tres millones en Facebook y 780,000 en su cuenta de Twitter.

“Quiero la longevidad; amo la música, ser un músico es el mejor regalo del mundo para mí”, dijo Christina una vez.

Pero en su camino se atravesó alguien a sus 22 años y la llevó a otro destino.