Oakland pierde a su tercer Jefe de Policía en menos de dos semanas

El OPD tiene un historial de problemas de conducta los cuales han resultado en vigilancia federal
Oakland pierde a su tercer Jefe de Policía en menos de dos semanas
El OPD no tendrá a un jefe de policía provisional por el momento.
Foto: Oakland Police Department

En un periodo de ocho días, el Departamento de Policía de Oakland perdió a su tercer jefe tras su inmersión en varios escándalos recientes, reportó ABC7.

Un escándalo surgió tras acusaciones en contra de algunos miembros del departamento quienes presuntamente tuvieron relaciones sexuales con una prostituta adolescente. Otro empezó cuando mensajes de texto fueron descubiertos entre el personal con contenido racista, descrito como “completamente inapropiado de parte de cualquiera que posee la insignia del departamento“, de acuerdo a la alcalde Libby Schaaf.

El último jefe en la lista, Paul Figueroa, ocupó la posición por dos días antes de renunciar. Según Schaaf, la decisión no está conectada con los escándalos y dijo que Figueroa pidió regresar a la fuerza policial como capitán después de su permiso de ausencia.

Figueroa fue elegido por Schaaf después de que ella quitó del cargo a Ben Fairow, el pasado miércoles, “por haber perdido confianza en él”. La alcalde había nombrado a Fairow como jefe después que el jefe previo, Sean Whent renunciara repentinamente.

Schaaf describió al departamento de poseer una “cultura tóxica y machista” y prometió erradicar a las “manzanas podridas”.

“Este es el tiempo apropiado para fomentar la supervisión civil en este departamento policíaco”, dijo Schaaf en una conferencia de prensa. “Quiero asegurarles a los ciudadanos de Oakland que estamos decididos a eliminar esta cultura repugnante”.

Schaaf dijo que no designará a un jefe de policía provisional sino que el bastón de mando será supervisado por Sabrina Landreth, la administradora de la ciudad.

Una investigación está en vigor a cause del escándalo sexual que involucra a 14 agentes y ha resultado en la resign de dos.

El departamento ya estaba bajo vigilancia federal por la falta de responsabilidad en penalizar las fechorías de algunos oficiales quienes plantaban evidencias falsas y robaban a los residentes en vecindarios predominantemente Afro-Americanos, reportó ABC7.

Alrededor de la web